sábado, 31 de octubre de 2015

NOVELA HISTÓRICA PARA VIVIR EL SIGLO XVII


Defoe. Diario del año de la peste
(La peste en Londres del XVII)
.

Endo, Samurai
(De Japón a España pasando por las Indias)
.
.
Leyenda del ladrón de Goméz Jurado
.(La Sevilla del XVII)
.

Juárez. Misteriosa fragua de Vulcano
(Juvenil. Velázquez en Italia)
.
.Robles. El Aguador de Sevilla
(Velázquez en la Sevilla, el Madrid y la Roma del XVII)
.
.(El conde de Villamediana)
.

Magro, Baltasar. La hora de Quevedo
.
.
.
.(El Madrid de Felipe IV)
.
.
.
.(Felipe IV)
..
Sánchez Adalid. Treinta doblones de Oro
(Sevilla, Mequinez en tiempos de Carlos II. Los berberiscos y el mundo de la esclavitud. El Cristo de Medinaceli)
.
Machuca. Padre Nuestro que no estás en Sevilla
(La peste en Sevilla)
.
(Valladolid de Felipe III)
.
Baltasar Magro. La hora de Quevedo

(Quevedo y Caravaggio juegan al tenis)
.
(Galileo y el telescopio)
.
Brecht. El Teatro de Galileo
(Galileo y su retractación)

Vreerland. La Pasión de Artemisa
La Italia del XVII con Artemisa Gentileschi
.
.
Tosca Soto. Corona de Damas
(El París barroco)
.
Sciascia. La bruja y el capitán
(La inquisición en el Milán barroco)

.
.
.
TODOS NUESTROS POST SOBRE EL SIGLO XVII

lunes, 26 de octubre de 2015

ERASMO DE RÓTERDAM

Tomado de wikipedia

Pocos intelectuales representan tan bien el espíritu libre y crítico que floreció en el Renacimiento como la figura de Erasmo.
Educado en los principios de la Devotio moderna (que le alejará definitivamente del pensamiento escolástico predominante desde el siglo XIII), unirá a esta herencia el conocimiento de la antigüedad grecolatina en el que se iniciará durante su estancia en la Universidad de París y se afianzará con su amistad con John Colet o con Tomás Moro en Inglaterra, en donde dará clases en la cátedra de Teología.
Trasladado a Roma (en donde comprobará con horror el estado de la jerarquía eclesiástica) comenzará una ingente tarea como escritor, pensador y teólogo que tendrá entre sus máximas la libertad de pensamiento, el rechazo a las jerarquías y las normas tradicionales y la crítica lúcida y visceral hacia los ritos y supersticiones católicas, buscando una práctica religiosa más personal y auténtica basada en la oración interior y una moral autónoma pero rigurosa
Elogio a la locura. Wikipedia

Elogio de la locura (una irónica obra en la que ensalza la locura contra la razón para criticar la corrupción y supersticiones religiosas), Manual del caballero cristiano, los Adagios o sus traducciones a las lenguas vernáculas del Nuevo Testamento son alguna de sus obras fundamentales.

La influencia de Erasmo será inmensa y multiplicada en varias direcciones, aunque siempre inscrita en un ámbito elitista que en pocas ocasiones llega al pueblo llano
El propio Lutero lo tendrá como su antecesor (aunque Erasmo se desvinculará de él en cuanto comience su Reforma, sin apoyar ni al Papado ni a Lutero. Usted puso el huevo y Lutero lo empolló, le diría el propio Papa), y Giordano Bruno basará gran parte de su pensamiento filosófico en él.

En el ámbito artístico tanto Holbein como sobre todo Durero (ver la estampa del Cabalero, la muerte y el Demonio) beberán de sus ideas. 

Durero. El caballero, el demonio y la muerte


También la literatura será profundamente afectada por sus ideas. Como afirma Bataillon: Si España no hubiese pasado por el erasmismo no nos habría dado el Quijote.
De la misma manera hay rastros intelectuales de Erasmo en el propio Torquemada (Coloquios Satíricos), Fray Luis de León (y su espíritu libre que siempre buscó las fuentes, traduciendo el "escandaloso" Cantar de los Cantares) o, ya en el siglo XVII, Quevedo y sus Sueños, nuevo elogio de la locura en clave ya barroca

Tomado de wikipedia



En el caso español (y debido a la cercanía del autor a la corte de Carlos V  a través de Gattimara) su impronta es sumamente poderosa, especialmente entre las élites intelectuales como Valdés o Luis Vives que aprovecharán la apertura de pensamiento de la primera parte del XVI para desarrollar sus ideas. 
Luis Vives

De la misma manera, la Universidad de Alcalá fundada por Cisneros tendrá un gran componente erasmista, con un retorno a las fuentes, como la famosa Biblia políglota, o la invitación sin éxito del cardenal para que Erasmo enseñara en esta universidad.

Esta corriente fue alentada por el propio emperador, pero a partir de 1530, con emperador en Italia y los principales erasmistas junto a él, la presión de las órdenes mendicantes (tan criticadas por Erasmo), fue considerada herejía, siendo perseguida por la Inquisición y sus libros incluidos en el Índice de  1551 (García Cárcel  afirma que el descrédito de Erasmo se encuentra vinculado al cambio de consejeros de Carlos V, cuando Cobos termina sustituyendo a Gattimara)

.
.

sábado, 24 de octubre de 2015

El libro del sábado. Mazzucco. Un día perfecto

Tomado de wikipedia

Una fantástica  novela que se lee sin poder parar en donde Roma no es un simple espacio geográfico sino un personaje más que pasa de las iglesias barrocas a los suburbios más degradados. Una Roma sin turistas llena de las pequeñas tragedias de la vida cotidiana.
La narración se construye a través de una serie de personajes que, con sus ocupaciones, deseos y fantasmas, edifican un simple día, apenas eso, decenas de acontecimientos y relaciones que se entretejen como una sabia telaraña.
En un principio, todos estos personajes no nos podría parecer más dispares (una mujer divorciada que es vigilada y acosada por su ex-marido policía, tan deseada como trágica, un anarco que pone bombas a los McDonald que se enamora de su madrastra de alta alcurnia, un político democristiano en decadencia y su caprichosa mujer tan poseída por el lujo como por la soledad, una adolescente que inicia su exploración del mundo marcada por el odio a su madre, un niño con problemas visuales machacado en la escuela, un profesor homosexual perdido ya para la docencia pero también para el amor...)
Sin embargo, y ante el asombro del lector, estas vidas se van entrelazando de una forma cada vez más intensa, dándonos las mil caras que tiene cada vida, por minúscula y transparente que parezca.


Y así, según avanza el libro, la autora anuda estas vidas para verlas del derecho y del revés, como un verdadero Philip Roth, hablando de las trampas de la política, de los malos tratos, los movimientos alternativos, las obsesiones, los miedos, el amor, el deseo, la soledad...
Un verdadero trozo de vida. 24 horas que se adensan para dirigirnos hacia la tragedia en medio de una escritura tan llena de poesía como de desencanto, con un destino que juega con cartas marcadas que apenas conocemos y en donde nuestros deseos se pueden convertir en pesadillas con sólo pensarlo. 
Realmente un magistral ejercicio de estilo, ritmo y organización literaria que nos hace bucear cada vez mas profundamente en todas las contradicciones del alma humana mientras se disfruta de una lectura que nunca da tregua  ni sorpresas al lector.
De lo mejor que he leído en los últimos meses.


viernes, 23 de octubre de 2015

miércoles, 21 de octubre de 2015

LA PRINCESA DE ÉBOLI. Poder, conjuras y relaciones amorosas en la corte de Felipe II


Con un parche en el ojo perdido en un juego de esgrima cuando era adolescente, la princesa de Éboli (Ana de Mendoza y de la Cerda), fue una noble de alta cuna (como veis en sus apellidos descendía de dos de las familias más poderosas de España: los Mendoza y los de la Cerda).
Casada con Ruy Gómez de Silva (uno de los consejeros más cercanos de Felipe II) se convertirá en una de las mujeres más poderosas del país.

Representación de Ruy Gómez y la princesa de Éboli en su palacio de Pastrana

Con un carácter fuerte e independiente que le hizo despreciar muchas de las convenciones sociales de la época (y chocar incluso con la propia Santa Teresa), al quedar viuda de su marido (15 años mayor que ella), comienza su verdadera historia que conmovería a la sociedad de su tiempo.
Santa Teresa en la fundación de su convento en Pastrana. A la derecha, arrodillados como donantes, Ruy Gómez y la princesa

Primero se convierte en monja en el el propio monasterio que había fundado en Pastrana por medio de Santa Teresa. Una "princesa monja", como la denominó la santa, temiendo lo que ocurrió. Doña Ana quiso imponer también su voluntad en el monasterio saltándose la regla (incluso obligaba al resto de las monjas de hablarle de rodillas), lo que obligó a Santa Tersa a sacar a las monjas para trasladarlas a Segovia ante lo cual la princesa trajo una nueva congregación de concepcionistas.
Sin embargo, esta vida conventual poco se ajusta a su carácter y pronto sale del convento y, unos meses después, se convierte en amante de Antonio Pérez (colaborador de su marido y posterior consejero de Felipe II a la muerte de éste) y, cuenta la leyenda, ¿del propio Felipe II?
Antonio Pérez . Wikipedia

Como tantas cosas en su vida hay más leyendas que realidades contrastadas, pero lo cierto es que, junto a su palacio en Madrid (muy cerca de la calle Mayor), es asesinado Escobedo (consejero del hermanastro de Felipe II, Juan de Austria, que tal vez estuviera conjurando para arrebatarle el trono).

Pronto las sospechas de la muerte recayeron sobre Antonio Pérez (y a la propia princesa), que eliminaba así un peligro para la monarquía (a veces se ha supuesto que el verdadero autor intelectual del asesinato fuera Felipe II que tenía el prestigio de su hermanastro, gran héroe de Lepanto, utilizando para ello a su secretario, Antonio Pérez, o por lo menos así lo sugiere una carta de la princesa de Éboli al propio rey : el Rey sabe tan bien la verdad que no debería pedir testigos sino a sí mismo)
Felipe II. Wikipedia

Sin embargo, esto nunca se llegará a probar y el propio Felipe II (acaso para protegerse ante el escándalo que supuso el asesinato), mandó prender a su antiguo secretario y la princesa, manteniéndolos encarcelados por separado.


Comienza entonces la tercera vida de doña Ana, prisionera (sin cargo ni juicio alguno) en la torre de Pinto, el castillo de Santorcaz y, finalmente, en su propio Palacio en la villa de Pastrana, de la que era dueña.

Incluso allí, la obsesión de Felipe II, la redujo en sus últimos años a los cuartos del torreón oriental, con una  ventana a la que solamente podía asomarse una hora al día (por eso se llamará la plaza de la Hora), terminando por morir en 1592 mientras su antiguo amante se había conseguido fugar de su cautiverio y llegar a Aragón (de donde era oriundo), acogiéndose al justicia Mayor del reino para protegerse del rey.

Ventana de la Hora

Llama la atención la actitud de Felipe II, su sadismo en la reclusión de la princesa a la que nunca se llegó a acusar de nada. Esto ha hecho crecer de nuevo una leyenda en torno suyo que aseguraba que la princesa había sido amante del propio rey que, despechado al conocer sus relaciones con Antonio Pérez, diseñó todo este plan para castigar a los dos amantes.


Lecturas para conocer a la princesa de Éboli
.

.
.

LOS BORGIA (2). ALEJANDRO VI


Nacido en Játiva con el nombre de Rodrigo Borja (luego italianizado por Borgia), su destino ya pareció marcado desde su más tierna infancia, pues era sobrino (nepote) del papa Calixto III.

Casa natal de Rodrigo Borja en Játiva

Cardenal a los 25 años, llega al Papado (con la compra de votos de España) en 1492, desbancó al principal favorito (y desde entonces gran rival), Julio della Rovere (futuro Julio II).

Carta de Alejandro VI al duque de Gandía

Realmente podemos hablar de dos papas distintos en su figura.
En el terreno privado su vida fue un verdadero escándalo y representa perfectamente el clima de bajeza moral que atravesaba el Papado desde el siglo XIV. Con múltiples amantes, tuvo infinidad de hijos, pero sus preferidos (y reconocidos mediante bulas) fueron los tenidos con Vanozza: en especial César y Lucrecia.
En el terreno político, Alejandro VI fue un típico príncipe del Renacimiento que Mario Puzo siempre ha gustado comparar con los padrinos de la Mafia, utilizando cualquier tipo de artimaña (bodas de sus hijos, asesinatos, coacciones, guerras...) para conseguir un doble fin: ampliar el poder temporal de los Estados Papales (y así proteger la vida, poder  y enormes riquezas de su familia).
Varios problemas acosaron su papado. 
Por una parte comienza el avance francés sobre la Península italiana (que terminará medio siglo después con la guerra entre Carlos V y Francisco I) a través del ducado de Milán como ya vimos aquí.


La situación se complicó aún más con la disputa del trono napolitano tras la muerte de Ferrante de Aragón y la entronización de Alfonso II que Francia no aceptará. Los ejércitos de Carlos VIII atravesarán entonces Italia (con el Papa escondido en el Castillo de Sant' Angelo) y sólo una liga formada por el Papado, Venecia, Milán, Alemania y España (Santa Liga) conseguirá expulsar (temporalmente) a los franceses de la Península Italiana.

Castillo de Sant' Angelo

Tras ello, y con César Borgia como general vaticano, emprenderá una exitosa conquista y sumisión de los territorios de la Romaña, creando el germen de los futuros Estados Pontificios modernos.
Escudo de Alejandro VI

Su política exterior tuvo especial importancia en los nuevos descubrimientos geográficos, promoviendo la firma del Tratado de Tordesillas entre Portugal y Castilla. (Ya desde tiempos de Cardenal apoyará decisivamente a Isabel la Católica en su pugna dinástica, haciendo incluso mover a su favor al famoso clan de los Mendoza)


Tomado de A solas con Clio

.

A su muerte, y tras el brevísimo pontificado de Pío III, llegará al solio pontificio Julio II.
.
Fue sumamente importante su faceta como mecenas del arte, tanto en su Roma como en su Valencia natal.
En Roma fue el primer comitente de Bramante, realizándole el primer encargo de la nueva Basílica del Vaticano y, a través suyo, los Reyes Católicos le encargarían el famoso templete de San Pietro in Montorio.

También promovería las iglesias nacionales de alemanes (Santa María dell' Anima), franceses (Trinitá) y españoles (Monteserrato), convertiría el mausoleo de Adriano en el famoso Castell de Sant Angelo.
Su pintor favorito será Pinturicchio al encargará sus estancias vaticanas 
En España, ejercerá el mecenazgo directo en su Játiva natal , Gandía o Valencia (presbiterio de la catedral de Paolo da San Leocadio) o infuyendo en el cambio de gusto de los Mendoza







 Tumba de los dos papas Borgia en Santa María de Montserrato y Santiago. Roma



NOVELA HISTÓRICA

.
.






lunes, 19 de octubre de 2015

SENTENCIAS MAIRENA (5). Escepticismo

Vosotros sabéis que yo no pretendo enseñaros nada, y que soló me aplico en sacudir la inercia de vuestras almas, a arar el barbecho empedernido de vuestro pensamiento, a sembrar inquietudes (...), a sembrar preocupaciones

domingo, 18 de octubre de 2015

CÁPSULA ANTI-TSUNAMIS



Aquí tenéis una cápsula anti-tsunamis que puede servir a cuatro personas en caso de desastre natural . 
La compañía que la fabricó (Cosmo Japan Power ) lo llamó Noé y ya tiene cientos de pedidos .
La cápsula se parece a una enorme pelota de tenis  de 1,2 metros de diámetro . La ``pelota " posee una ventana para que los ocupantes puedan observar el exterior y agujeros de respiración .
Cada cápsula cuesta 800 euros , la mas barata y la mas cara 1.400 euros 



Concha  Fortes Ruiz.
 1º ESO B. IES Los Olivos en Mejorada del Campo

sábado, 17 de octubre de 2015

TRES LIBROS PARA CONOCER MEJOR A LA PRINCESA DE ÉBOLI


La más conocida novela de la Princesa de Éboli (y de mayor calidad literaria y mejor contexto histórico) es el ya clásico de O´Brien, Esa Dama



Más actual, Arteaga volvió sobre el tema de una forma (a mi manera de ver) bastante más seca.


En ambos se trabaja muy bien el carácter inquieto de Ana de Mendoza, centrándose especialmente en los episodios finales de su vida (amoríos con Antonio Pérez, muerte de Escobedo, encierro), manteniendo la visión (con la que cada vez coincide menos la historiografía) de la participación directa de Felipe II en el asesinato, así como los celos del monarca frente a Antonio Pérez para su venganza posterior.

Mucho más historiográfico (es un pequeño ensayo de agradable lectura) es el que publicó Herrera Casado que nos resume su historia y nos invita a realizar un recorridos turísticos por la Pastrana de la princesa y otros lugares relacionados con ella




viernes, 16 de octubre de 2015

Comentario de texto. ISABEL II: MANIFIESTO DE MANZANARES.

Españoles: La entusiasta acogida que va encontrando en los pueblos el Ejército liberal; el esfuerzo de los soldados que la componen, tan heroicamente mostrado en los campos de Vicálvaro; el aplauso con que en todas partes ha sido recibida la noticia de nuestro patriótico alzamiento, aseguran desde ahora el triunfo de la libertad y de las leyes que hemos jurado defender.
Dentro de pocos días, la mayor parte de las provincias habrá sacudido el yugo de los tiranos; el Ejército entero habrá venido a ponerse bajo nuestras banderas, que son las leales; la nación disfrutará los beneficios del régimen representativo, por el cual ha derramado hasta ahora tanta sangre inútil y ha soportado tan costosos sacrificios. Día es, pues, de decir lo que estamos resueltos a hacer en el de la victoria.
Nosotros queremos la conservación del trono, pero sin camarilla que lo deshonre; queremos la práctica rigurosa de las leyes fundamentales, mejorándolas, sobre todo la electoral y la de imprenta; queremos la rebaja de los impuestos, fundada en una estricta economía; queremos que se respeten en los empleos militares y civiles la antigüedad y los merecimientos; queremos arrancar los pueblos a la centralización que los devora, dándoles la independencia local necesaria para que conserven y aumenten sus intereses propios, y como garantía de todo esto queremos y plantearemos, bajo sólidas bases, la Milicia Nacional. Tales son nuestros intentos, que expresamos francamente, sin imponerlos por eso a la nación.
Las Juntas de gobierno que deben irse constituyendo en las provincias libres; las Cortes generales que luego se reúnan; la misma nación, en fin, fijará las bases definitivas de la regeneración liberal a que aspiramos. Nosotros tenemos consagradas a la voluntad nacional nuestras espadas, y no las envainaremos hasta que ella esté cumplida.

Tomado de wikipedia


Clasificación y encuadre.
En 1854, y ante la progresiva descomposición de los últimos gobiernos de la década moderada que se habían iniciado con la entronización de Isabel II (inmersos en escándalos financieros y cada vez más débiles, intentando imponerse por medio de actitudes dictatoriales), un grupo de militares comandados por O´Donnell inicia un pronunciamiento conocido como La Vicalvarada. Tras un principio indeciso que les obliga a replegarse hacia el sur, el movimiento militar busca la implicación de los progresistas, motivo por el cual se redacta este manifiesto.
Su autor, aunque no aparezca en el texto, es de sobra conocido. Se trata de Cánovas del Castillo (aunque inspirado por O’ Donnell, director del pronunciamiento), político moderado que, tras la restauración borbónica, ocupará el poder en gran parte del último tercio de siglo junto a Sagasta.
El destinatario del texto, como ya se dijo, son los progresistas políticos así como las clases bajas en general a las que se les ofrece un programa mucho más avanzado que el de los tradicionales moderados.
Nos encontramos con un texto circunstancial y público de claro contenido ideológico que tiene como propósito el ya citado: ampliar la base del movimiento que ayude al triunfo del pronunciamiento y el derrocamiento del moderantismo más extremo.

Análisis.
Como ya se ha señalado en la clasificación, la idea fundamental del texto es el ofrecimiento de alianza que realizan los moderados de O’ Donnell a los grupos progresistas, planteando los motivos que les impulsan al pronunciamiento militar.
Entre ellos podemos detectar una gran cantidad de cuestiones ideológicas típicas del pensamiento progresista, como el sentimiento monárquico de carácter liberal, aunque eliminando la famosa camarilla que aconsejaba a la reina. De carácter conservador, ésta impedía cualquier tentativa de poder de los progresistas a la vez que patrocinaba las numerosas decisiones, a menudo caprichosas y personalistas, con las que la reina premiaba y castigaba las relaciones personales, tanto en el campo militar como en el funcionarial, tal y como nos comenta el texto en su intención de respetar la antigüedad y el merecimiento para militares y civiles.
Por otra parte se plantean ideas también progresistas como la de la libertad de imprenta (restringida y puesta en manos de los jueces por los moderados), la independencia de los ayuntamientos frente a la típica centralización moderada que ponía en manos del rey el nombramiento de los alcaldes (verdaderos ejes del sistema electoral, al controlar la elaboración de los censos), o el apoyo a la Milicia Nacional, ejército progresista desde su instauración en la Constitución de 1812 que había sido reconvertido por los moderados en una fuerza puramente represiva, la Guardia Civil.
De una forma más ambigua se plantea la mejora de la ley electoral que podríamos interpretar como una velada propuesta a ampliar el sufragio censitario, tal y como buscaban los progresistas para así poder tener un verdadero peso en las elecciones. De la misma manera se sugiera una posterior reunión de las Cortes Generales que plantea la idea de una nueva ley fundamental o Constitución que sustituyera a la de carácter moderado del 45, tal y como ocurrirá en el Bienio progresista con la llamada Constitución non nata del 56.
El carácter ecléctico de todas estas propuestas mencionadas nos recuerda lo que será en la futura Unión Liberal encabezada por el propio líder del presente pronunciamiento, O´Donnell. Este partido buscará la participación de los liberales menos extremistas de las respectivas y tradicionales formaciones moderadas y progresistas, siendo un avance del mismo la convivencia en el poder de Espartero (progresista) y O´Donnell (moderado) que se producirá en el Bienio Progresista (1854-56), periodo que sucederá tras el éxito de este pronunciamiento, cuando, gracias a este manifiesto, los progresistas arrastrarán a las clases populares a la revuelta, obligando a la reina a destituir al presidente del gobierno, Luis Sartoruis.
Tras él, muchas de las ideas aquí planteadas serán la base de la Constitución Non Nata, mucho más inclinada hacia el progresismo, igual que lo estarán otras leyes del Bienio (recuérdese las desamortizaciones civiles y eclesiásticas de Madoz), en un esfuerzo por romper el moderantismo clásico que, debido a varios factores (revueltas sociales, indecisión de Espartero, presión de los sectores más conservadores...) terminará por fracasar, aunque no por completo, pues O´Donnell mantendrá alguna de sus aportaciones durante los gobiernos que siguieron a 1854.
A partir del 1863 la situación se irá radicalizando progresivamente, con numerosos cambios de gobierno que no aciertan a encontrar soluciones a una situación cada vez más tensa, teniendo que esperar a 1868 (revolución de Septiembre conocida como la Gloriosa) para que muchas de las ideas aquí plasmadas vuelvan a resurgir en una versión aún más democrática (mayores derechos, sufragio universal masculino...), siendo la base en donde se apoyará la constitución de 1869.


miércoles, 14 de octubre de 2015

SAN CARLO BORROMEO. Impulsor de la Contrarreforma


Una de las figuras claves de la Contrarreforma (muy influida por los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola) será este obispo de Milán, sobrino del Papa Pío IV, que intervendrá decisivamente en las últimas sesiones del Concilio de Trento.
En cuanto a su importancia, podríamos dividirla en tres grandes aspectos.
Por una parte, San Carlo será, desde su diócesis de Milán, uno de los primeros impulsores de las medidas establecidas en Trento acerca de la educación del clero (con una especial atención al Seminario diocesano que puso en manos de los jesuítas) y de la propia población, con la creación de numerosos colegios (Colegio Helvético para suizos católicos, Colegio Borromeo en Pavía; Colegio de Nobles de Milán; Universidad de Brera). 
Buscó también el perfeccionamiento espiritual del estamento religioso (con un férreo control de sus actividades, tanto privadas como públicos) y tuvo un amplio mecenazgo para todo tipo de instituciones sociales (asilo de arrepentidas, orfanatos, asilos nocturnos, lazaretos durante la peste de 1576).
Reliquia del corazón de San Carlo en San Carlo al Corso. Roma

Esta intensa vida pastoral le conllevará numerosos sinsabores (como encontrarse numerosas iglesias cerradas, como Santa María della Scala) e incluso intentos de asesinato (como el encargado por la Orden de los Humillados, mientras rezaba)
San Carlo Borromeo. Parroquia de San Nicolás. Sevilla

Una figura paralela a San Carlo en España será San Juan de Ribera, patriarca de Valencia, con el que mantendrá una dilatada relación epistolar.
Tumba de San Carlo en la Catedral de Milán

En segundo lugar, y como afirma Emile Mâle, San Carlo Borromeo, educado en los lujos de los palacios, vive y trabaja entre pobres, atendiéndolos personalmente en la peste que antes mencionábamos. 
San Carlo al Corso. San Carlo atendiendo a los apestados. Marata.
.
Se convierte así en el nuevo emblema de la caridad, uno de los temas centrales de la Contrarreforma que pretende volver a dar valor a las obras sobre la fe para conseguir la salvación (una lucha que Lutero había iniciado con su justificación por la fe)
.
San Carlo Borromeo dando la comunión a los enfermos de peste
Tomado de wikipedia
.
Comunión de los apestados. San Nicolás. Sevilla

Igual que San Juan de Dios o San Diego de Alcalá en España o San Vicente Paul en Francia, San Carlo Borromeo será representado una y otra vez en esta actitud de entrega al prójimo, convirtiéndose en un santo sumamente popular (tras su canonización le fueron dedicadas tres iglesias en Roma: San Carlo ai Catinari, San Carlo al Corso y San Carlo alle Quattro Fontane), siendo su culto muy extendido como patrono contra la peste

Derivado de esta actitud ante la enfermedad será uno de sus temas más populares, su procesión por las calles de Milán portando el santo clavo que conserva su catedral.
Procesión de San Carlo Borromeo. San Lorenzo in Lucina
.
San carlo Borromeo en procesión. Pietro da Cortona. San Carlo ai Catinari


Aunque no todos los autores mantienen este punto de vista positivo del santo que, como propulsor de Trento la Contrarreforma

Carlo Borromeo aniquiló el Renacimiento convirtiendo la tortura en la forma única de ejercer el cristianismo

San Carlo Borromeo en su visión de la Virgen y San Francisco de Alessandro Turqui (XVII) San Salvatore in Lauro

En el terreno artístico fue influencia fue aún mayor
Ya durante el concilio fue comisionado para la reforma de la música sacra, encargándole a Palestrina cuatro misas con los nuevas ideas contrarreformistas.
En el terreno de la arquitectura escribió sus Instructiones Fabricae et Supellectilis Ecclesiasticae, publicadas en 1577, que inspiró a numerosos autores, poniendo el acento en la pompa y solemnidad.

al componer, con estilo y grandeza, la fachada de la iglesia, el arquitecto debe hacerlo de modo que, sin aparecer en ella nada profano, sea todo lo espléndida que sea posible y conveniente a la santidad del lugar. 

Muchas  de  sus  ideas  (cruz  latina,  altares  en  naves laterales, amplitud de nave central...) se inspiran en la iglesia jesuita del Gesú




La popularidad de San Carlo irá pareja a otro santo coetáneo con el que mantuvo una profunda amistad, San Felipe Neri.

Apoteosis de San Carlo. Carlos Maratta. San Carlo al Corso.

Su primo, Federico Borromeo, será también un gran impulsor cultural, creador de la Biblioteca Ambrosiana y mecenas de Caravaggio.