miércoles, 31 de agosto de 2016

LOS MENDOZA. ENTRE LA ALTA POLÍTICA Y EL MECENAZGO

Si existe una familia nobiliaria que influyó decisivamente en la política y el arte español en el siglo XV, estos serán los Mendoza.
I Marqués de Santillana.
Tomado de wikipedia

Fruto de las mercedes de Enrique, esta nueva familia noble tendrá su primer gran hito en el I Marqués de Santillana, Ínigo López de Mendoza, militar y poeta y padre de Diego y Pedro.
Siempre enfrentado a Álvaro de Luna, procuró su caída, apoyando desde el comienzo al infante Enrique
Diego Hurtado de Mendoza, enemigo de Juan Pacheco, apoyó en su ascenso a la privanza a Beltrán de la Cueva en el convulso reinado de Enrique IV.
Diego Hurtado de Mendoza
Tomado de wikipedia

Lógicamente, en las guerras civiles apoyó a la hija de Enrique IV, Juana la Beltraneja, aunque una crucial entrevista con Rodrigo de Borja (futuro papa Alejandro VI), le hace finalmente inclinarse por Isabel y la causa de los Reyes Católicos que le granjeará el título del Infantado


Mecenó el castillo palacio de Manzanares el Real y el del Infantado en Guadalajara, aún en estilo gótico final, con   sus principal arquitecto Juan Guas y Egas Cueman, que terminaría su hijo, el segundo duque del Infantado
Tomado de wikipedia

Su hermano, Pedro, fue el gran Cardenal Mendoza, realmente el mayor poder tras los Reyes Católicos

.
Su mecenazgo fue amplio y ecléctico, con el Hospital de Santa Cruz de Toledo (gótico final, Egas, aunque con claras influencias italianas en su planta provinientes de Filarete) o el Colegio de Santa Cruz de Valladolid, en donde intervendría por primera vez Lorenzo Vázquez para remozar a la antigua una construcción en origen gótico.
Colegio de Santa Cruz. Valladolid

Trabaja entonces para el duque de Medinaceli en su palacio de Cogolludo (yerno de del Gran Cardenal), o para Antonio (hijo de Pedro, duque del Infantado) en su palacio de Guadalajara
.


Palacio de Antonio Mendoza

Como puede verse, el mecenazgo de los Mendoza se orienta en una doble dirección, la pura promoción personal a través de sus palacios y el prestigio social obtenido por medio de construcciones puestas al servicio de la población (hospitales, colegios universitarios), coincidiendo con la política artística de los Reyes Católicos (Universidad de Salamanca, Hospital de Santiago o Granada), no siendo lo más relevante las construcciones religiosas (restos en Mondéjar, reformas en la catedral de Sigüenza).

Es interesante también destacar cómo es en la figura de Don Pedro cuando se produce el cambio entre las formas góticas y las renacientes. A menudo se ha aventurado causas de este cambio. Nieto y Checa plantean dos posibilidades: la influencia de su sobrino, el segundo conde de Tendilla, que había sido embajador en Roma entre 1487 y 1488 (y que encargaría también a Lorenzo Vázquez una obra propia, el convento de San Antonio en Mondéjar), o la de Rodrigo Borja (el futuro Alejandro VI) que, como ya hemos visto, tanto cambió la orientación de la familia Mendoza



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada