domingo, 26 de enero de 2014

CONSECUENCIAS DE LAS CONQUISTAS ROMANAS

Tomado de  Cartoteca del CNICE

Las consecuencias que tuvieron las conquistas romanas que vimos aquí fueron enormes.
Roma consiguió gran cantidad de riquezas (metales, agricultura, botín de guerra) y, sobre todo esclavos, que la terminó por convertir en una economía esclavista (dependía de ellos totalmente y, cuando empiecen a escasear, comenzará su ruina).
De estos nuevos territorios llegaron numerosos impuestos y el comercio se hizo mucho más importante.
En la propia Roma y sus territorios más cercanos también se produjeron cambios. Los patricios acumularon cada vez más tierras (se terminaron quedando con el llamado ager publicus, un tercio de las tierras, que pertenecía al estado romano) que explotaron con esclavos.
Apareció una nueva clase social, los plebeyos ricos o equites, que se dedicaron a comerciar con los botines de guerra y a avituallar al ejército.
Los plebeyos pobres cada vez tuvieron menos oportunidades de trabajo, pues los ocupaban los esclavos y fueron emigrando a las grandes ciudades. Para mantener calmado a este pueblo ocioso recurrieron al panem et circense (reparto gratuitos de comidas y espectáculos en anfiteatros y circos)

Todo esto, en el orden social, se podría resumir con este esquema

Tomado de aulacliodos


Pero la conquista también hizo cambiar los valores tradicionales de la monarquía y principio de la República, tal y como comentaba Cicerón o Salustio (en realidad vivieron como nuevos ricos en una gigantesca burbuja económica)

"Creció... la ambición del dinero y luego la del mando, alimento, por así decirlo, de todas las malas acciones. La avaricia, en efecto, vino a subvertir la lealtad, la honradez y demás virtudes, introduciendo en su lugar soberbia, crueldad, indiferencia religiosa, y venalidad de todo lo existente. La ambición arrastró a muchos hombres a hacerse mentirosos, a tener una cosa reservada en el pecho, y otra pronta en los labios, a medir amistades y enemistades, no conforme al mérito real, sino por interés, y a mostrar un rostro más recomendable que el corazón. Tales vicios fueron creciendo poco a poco en un principio, y se intentó a veces castigarlos; pero una vez que su contagio se propagó a modo de epidemia, cambióse del todo la ciudad, y su gobierno se convirtió, del más justo y mejor, en cruel e insufrible".
Salustio, "Conjuración de Catilina".
Tomado de fmmeducación 

Incluso, toda esta riqueza (tan desigualmente repartida), unida al poder del ejército (cada vez mayor), trajeron numerosos conflictos y guerras civiles que terminaron con la república, creándose el imperio.

2 comentarios: