jueves, 9 de enero de 2014

LA I GUERRA MUNDIAL. LOS CAMBIOS POLÍTICOS, SOCIALES Y ECONÓMICOS EN LA RETAGUARDIA

Cartel americano llamando al alistamiento

La intensidad y duración de la guerra (preparada para ser una simple guerra relámpago) cambió por completo el funcionamiento interno de los países en conflicto, reformando de forma radical muchas de sus formas políticas, sociales y económicas
En la economía los distintos gobiernos tienen que reorganizar su economía a las necesidades bélicas (Economía de guerra que intentaba producir más para el frente que para el consumo interno)
Para ello se utilizarán las colonias como medio de abastecimiento de materias primas, recurriendo a la batalla naval sobre barcos mercantes como estrategia bélica para interrumpir el comercio de los adversarios. 
Se necesitaron también fuertes importaciones desde los países neutrales (de los que tanto se beneficiará España), mientras que se restringía el consumo civil por medio de cartillas de racionamiento
En el aspecto financiero se pidieron grandes préstamos, especialmente a Estados Unidos por parte de Francia o Inglaterra, que serán el origen de la participación americana en la guerra tras la deserción de la Rusia leninista.
.
En el aspecto social destaca especialmente la incorporación masiva de la mujer al trabajo habitualmente masculino (lo cual dará inicio al movimiento feminista). Las necesidad de producir y el desplazamiento masivo de los varones al frente de batalla les abrió nuevos campos laborales que hasta el momento (y especialmente las mujeres casadas) tenían vetados.


En lo político se buscaron gobiernos fuertes de concentración (varios partidos que dejan a un lado sus diferencias por un bien superior, la supervivencia del país).
Se inició también potentes campañas propagandísticas que elevaran la moral de la población (con unas condiciones de vida muy deterioradas por la economía de guerra), incitaran al alistamiento (y evitaran la deserción)
Para ello se controló la prensa (censura) y se dio una idea triunfal de las victorias mientras se evitaba mencionar las derrotas o el verdadero desastre humano que se estaba sufriendo en los campos de batalla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario