sábado, 12 de mayo de 2012

El libro del sábado. EL SALARIO DEL MIEDO





En un país centroamericano en donde el petróleo, controlado por los EEUU, sólo trae pobreza, decenas de hombres han perdido toda esperanza y aceptarán un salario terrible: un puñado de dólares que les permitan huir... a cambio de conducir camiones cargados con cientos de litros de nitroglicerina dispuesta a estallar al primer bache de los cientos de kilómetros de pistas de arena que habrán de recorrer.
Su autor, George Arnaud, conoció todos aquellos paisajes (y sus pobrezas) en su larga vida aventurera y nos traslada a la miseria y la pérdida de cualquier tipo de valor que trae consigo. Una buena imagen de las consecuencias del neocolonialismo
Por eso, por su ritmo trepidante, la novela es perfecta y terrible a la vez, una buena imagen de los futuros posibles que nos pueden esperar bajo la nueva ola neoliberalista en donde sólo el dinero tiene presencia y, frente a él, el hombre pasa a ser algo prescindible.
Un puro accidente.

- ¿Qué os han hecho los norteamericanos?
- Demasiado - dijo el viejo - . Vienen aquí, compran el petróleo, le pagan al gobierno; el gobierno se larga con la pasta, ya no nos necesita, y somo más pobres y desgraciados que nunca . Los gringos nos obligan a construir carreteras a patadas, y son sus camiones los que circulan por ellas; cuando pasamos nosotros con la carretera y el mulo, nos hacen pagar una multa. Abren escuelas para para enseñar a nuestros hijos a leer sus periódicos, a obedecerles, a votar por ellos y a trabajar para ellos (...) Odiamos a los yankis




No hay comentarios:

Publicar un comentario