domingo, 26 de julio de 2015

EL LIBRO DEL SÁBADO. En el lago. Kawabata


Una vez más regresa Kawabata a nuestros blogs con una obra que causó escándalo al ser publicada (tanto por su tema como por su cambio de estilo).
Pues la tradicional nostalgia por un Japón (el tradicional) que desaparece, es sustituida por la historia de una obsesión, la de un hombre que persigue mujeres como un mirón picassiano, embriagado por ellas y, más imaginativo que real, intenta crear un mundo de belleza imposible, pues su propio interior está enfermo de una tristeza insuperable.
Realmente, la historia de una imposibilidad, de un anhelo que, ya desde el primer momento, se sabe que se frustrará, como lo son todos en este libro, en donde las "víctimas" también acuden al relato para explicar sus imposibilidades vitales, como la casada con un anciano o la novia del hombre equivocado.
Y todo ello contado de una forma suave y envolvente, cercana a la alucinación, que enlaza pasado y presente, víctimas y verdugos sin solución de continuidad, como la de una hoja mecida por los vientos que vuela, gira, avanza y retrocede sin que el lector sea capaz de librarse de su embrujo y la siga aunque nada parezca que tenga un sentido correcto, pues sólo suceden las cosas, ocurren y la belleza o la felicidad es, apenas, un recuerdo que nunca existió más que en los sueños.
Una delicia.

.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog).
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)