sábado, 27 de mayo de 2017

El libro del sábado. LA VERDAD DEL CASO SAVOLTA

En estas curiosidades que tienen las lecturas, precisamente es el primer libro de Mendoza el último que he leído de él.
La paradoja me ha servido para leerlo con una perspectiva distinta, aquella del que ve la prehistoria del estilo y los motivos en la novela primeriza.
Y efectivamente, ahí estaban todos. Su amor por Barcelona, la inmersión en sus conflictos sociales, la socarronería y la fina ironía, los personajes (en este caso sólo los secundarios) trazados con brocha gorda, tan humanos como excesivos en donde tanto la locura como la ingenuidad tienen semejante importancia que serán el origen de su investigador tan secreto como patético.
Pese a su estructura policíaca (construida por lo demás en fragmentos, una verdadera revolución para los años en os que estaba escrito) y las distintas historias humanas que se entrecruzan, lo más valorable de la novela es la radiografía excepcional (como luego se repetirá, amplificada, en la Cuidad de los Prodigios) que realiza del periodo alfonsino y sus tensiones entre la alta burguesía industrial (Savolta) y el proletariado, en su mayoría anarquista (Pajarito de Soto). Entre ambos, las tensiones llegarán a colmar todos los vasos, terminando en la pura violencia (la de los anarquistas y sus atentados, la de los pistoleros contratados por la patronal, la de la propia policía).
Para ello no duda en un cambio constante de escenarios, desde las mansiones burguesas en las faldas del Tibidabo a las calles más terribles que rodean las Ramblas.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario