miércoles, 29 de junio de 2016

MONTBLANC MEDIEVAL


Situada en una cuenca interior de clima mediterráneo y regada por los ríos Francolí y Anguera, la primitiva Montblanc ya se vio favorecida por la liberalidad de Ramón Berenguer que les exime de tasas.

Plaza Mayor



Más tarde, y tras su traslado ante las continuas inundaciones, Alfonso I otorgó nueva carta de población (fuero) en 1163, con posibilidad de realizar mercado y, más tarde, feria de ganado.



Todo esto, unido a su cercanía con el Mediterráneo, siendo un punto central en el camino de Tarragona a Lérida, Montblanc se convierte en un centro industrial y comercial que generó una potente burguesía e, incluso, judería, que le convierte en veguería, fundándose escribanías y estudio mayor.





Este crecimiento se plasmó en una gran actividad constructora, tanto civil como eclesiástica, entre las que destacan sus magníficas y bien conservadas murallas.

Santa María Mayor
.


El crecimiento de la ciudad fue truncado en el siglo XIV por la unión de malas cosechas, epidemias (la famosa Peste Negra) y guerras civiles


.

sábado, 25 de junio de 2016

El libro del sábado. Tavares. Una niña está perdida en el siglo XX



Un hombre que huye y encuentra a una niña con síndrome de Down con una verdadera caja llena de instrucciones; así comienza esta asombrosa historia.
Y es que, un verano más, he sucumbido al universo mágico de Tavares, especialmente a sus maravillosas figuras secundarias, como el revolucionario que pega carteles para iniciar un malestar en el mundo, la matrona judía que pone nombre de habitaciones con campos de exterminio, el anticuario judío, con su casa tan llena de libros que casi impiden acostarse  y el extraordinario libro que llevan generaciones haciendo sobre los números pares, el fotógrafo ambiguo, el artista de lo microscópico y la doble vida de los ojos, un nuevo judío de tatuajes que desafían al miedo

La novela es toda una reflexión sobre qué es la normalidad y si realmente estamos tan lejos o tan cerca de lo que consideramos síndromes, sobre todo cuando nos enfrentamos a un mundo (el terrible siglo XX) lleno de miedo y con las conciencias destrozadas por todos los horrores vividos

.
.

martes, 21 de junio de 2016

EL TEATRO ROMANO DE ARLÉS

Bóveda de pasillo interior hacia vomitorios, actualmente cegado

Hoy veremos fotos de los restos del teatro de Arlés, construido en tiempos de Julio César (siendo, por tanto, uno de los primeros estables del imperio).

Deambulatorio superior
.



Orchestra

En el siglo V partes de sus estructuras fueron utilizadas para construir la muralla que defendía la ciudad
Muralla tardorromana
.
Restos de la parte superior de la scena
.
Cavea




sábado, 18 de junio de 2016

El libro del sábado. PADURA. REGRESO A ÍTACA O LA CUBA DEL SIGLO XXI


Guión novelizado qué serviría para generar los guiones finales de la película homónima.
En él, un grupo de cubanos cincuentones revisan su vida en una azotea y la reunión de antiguos amigos se convierte en una mezcla de nostalgias por la revolución que nunca se hizo y de terribles presentes de miseria, de falta de expectativas, de hijos que se marchan a Miami...
Con una destreza absoluta, Padura consigue meternos en la piel de las personas y de una revolución que nunca llego a triunfar pese a todas las promesas y que se ha quedado encallada en un tiempo sin futuro, casi sin presente.
Destaca especialmente la historia del inmigrante inverso, el que quiere regresar a Cuba después de 16 años en España, inmigrante político que sufre la miseria en nuestro país; o  la del pintor que tiene que abandonar sus sueños porque no son lo suficientemente revolucionarios.
Genial en su brevedad

.
.

lunes, 13 de junio de 2016

TARAYS EN LAS ISLILLAS








Fotografías: Christian Sámchez

LA FÁBULA DE LAS TRES MOSCAS

Un día, tres moscas quisieron ir al río sin saber que, para llegar allí, tenían que pasar una gran telaraña.
MB: Oh, no, Bruno, no podremos pasar
BN: Claro que sí, Mario.
EE: Yo creo que no.

El más valiente intentó pasar y lo consiguió. Animó entonces a los demás.
BN: Venga, Mario. Es muy fácil.

Mario lo intentó entonces, pero se quedó enganchado. Lo intentó varias veces, pero lo conseguía, hasta que respiró hondo y lo volvió a intentar con todas sus fuerzas. Entonces sí que lo logró.
Pero el tercero, EE, tenía miedo y... 
Pero EE no quería renunciar a sus amigos e intentó pasar, pero se quedó atrapado.
EE: ¡Chicos, ayudadme!
BN: No hagas todo al azar. Piensa y no te rindas.
Luego le dejaron y se fueron al río.
EE estuvo días y semanas pensando. 
La araña ya se estaba acercando cuando EE pensó que no se podía rendir y, de repente, pudo salir e ir hacia el río con sus amigos


La telaraña son los exámenes, los ejercicios, el curso en el que uno puede quedarse enredado como si fuera una mosca. Entonces suspendes y sólo puedes seguir estudiando días y semanas con todas tus fuerzas para seguir adelante.
Esto lo he escrito porque alguno de mis amigos no consiguen salir de sus telarañas y yo quiero seguir con ellos el siguiente curso. No quiero que se los coman las arañas

BN

Verdaderamente hermoso para un alumno de 1º de ESO, ¿no es cierto?

LA TUMBA DE QUEVEDO


El pueblo de Villanueva de los Infantes no hizo caso al testamento del escritor (que quería haber sido enterrado en Santo Domingo, en donde había muerto) y decidió enterrar a su genio local en la parroquia de San Andrés, en la capilla de los Bustos.

Desde entonces sus huesos corrieron una larga aventura, y un siglo después fueron trasladados a la cripta de Santo Tomás de Villanueva en donde se olvidaron y sólo volvieron a salir a la luz en una excavación de 1955.

Allí aparecieron decenas de restos entremezclados y sólo recientemente, el fémur deformado de su cojera ha permitido rescatar 16 huesos del autor
Quevedo en el Libro de Retratos de Pacheco



miércoles, 8 de junio de 2016

martes, 7 de junio de 2016

UNA PEQUEÑA Y MARAVILLOSA HISTORIA

Esto ha escrito hoy una de mis alumnas de 1º de la ESO

Érase una vez un pequeño instituto de una pequeña ciudad, en donde había una pequeña clase en un pequeño pasillo.
La clase era pequeña, sí, pero dentro de ella ocurrían grandes cosas y hechos inimaginables.
En total somos 11. Once vidas diferentes. Once sueños. Cada uno de nosotros con sus defectos y sus virtudes.
Nuestra clase es como una familia. Si algún día uno tiene un día malo, no pasa nada, porque otro día le tocará a otro.
Y es que cuando nuestra clase va bien, somos perfectos y trabajamos genial... pero ... cuando se nos pone una nube encima, empiezan a caer rayos, y a esos rayos les llamaremos partes, peleas, enfados y castigos.
En mi clase somos personas distintas pero con los mismos objetivos: pasar de curso, y si alguno no pasa será porque no quiere o porque no puede.

Mi clase es muy rara, única, especial, a veces molesta... pero 

¡¡¡¡ES MI CLASE!!!!

N. R.


Cómo no emocionarse después de esto. 
¡Cuánto merece dedicarse a esta profesión! y tener esa clase (¡QUE TAMBIÉN ES LA MÍA!) con las que tantas horas paso al cabo del día enseñándoles (y aprendiendo) cosas mucho más importantes que Lengua o Sociales.
Pues yo también soy una de sus historias.
¡Que bien haberos conocido!