miércoles, 4 de mayo de 2016

LA OPERACIÓN OGRO. Cuando ETA asesinó a Carrero Blanco


En principio se quería hacer un secuestro para intercambiarlo por presos etarras, pero las circunstancias lo cambiaron todo.
Por una parte la muerte de Joseba (dirigente histórico de la ETA), por otra el ascenso de Carrero Blanco como presidente del gobierno y, por tanto, virtual sucesor de un Franco cada vez más deteriorado físicamente, hizo que el propio comando cambiara de planes. (La famosa operación Ogro)
                              Tomado de lacuevaboreal.blogspot.com.es
.
La preparación del magnicidio fue verdaderamente espectacular. El comando etarra alquiló un sótano en la calle Claudio Coello, realizando un túnel de siete metros por debajo de la calle que se llenó de dinamita.
Por esta zona el almirante pasaba con su coche después de escuchar misa en la iglesia aneja, siempre a la misma hora, o que les permitió a los etarras actuar con precisión (pasaron casi un año estudiando los horarios de Carrero Blanco).
El momento (1973) era especialmente tenso, con el inicio del juicio 1001 que sentaría en el banquillo a los principales dirigentes de los sindicatos clandestinos, mientras el cardenal Tarancón iniciaba un cambio radical en la iglesia, alejándose del régimen

Entre otras consecuencias, el atentado dejó sin sentido un franquismo sin Franco (como se pretendía), dejando el paso abierto a Juan Carlos I para ser el sucesor directo (y sin ningún tipo de tutelaje, como se quería hacer con la figura de Carrero Blanco) de Franco.

Lo que no queda esclarecido por completo es el papel que jugó EE UU en todo el atentado (o al menos en el silencio de sus posibles investigaciones), con la embajada a una manzana de distancia y una visita de Kissinguer en los días anteriores a éste. (Lo que resulta evidente es que a EE UU le interesaba, en este momento de la Guerra Fría, más una transición monárquica que una continuación de la dictadura)


Existe un magnífica película que se puede utilizar en clase, pues no solo narra todos los preparativos del asesinato sino que trata de forma rápida los orígenes del movimiento etarra y su posterior ruptura tras la Transición, las huelgas estudiantiles, los conflictos obreros y es, además, todo un perfecto reflejo de cómo era la vida cotidiana de este último franquismo





martes, 3 de mayo de 2016

EL ORÁCULO DE DELFOS


Templo de Apolo en Delfos

Como ya vimos en un artículo anterior Delfos era el Ónfalos u ombligo del mundo desde que Apolo lo creara tras derrotar a la serpiente Pitó y apoderarse de su sabiduría con la que estableció el oráculo más famoso del mundo griego.
En él una sacerdotisa llamada Pitia o Pitonisa (pero también, por tradición Sibila Délfica por ser el nombre de la primera mujer que ejerció el oráculo en Delfos) todos los días 7 del mes (día del nacimiento de Apolo) atendía a quien quisiera conocer su futuro.

Sibila Délfica
Capilla Sixtina. Miguel Ángel

Para ello realizaba un sacrificio en el templo de Apolo y pagaba las correspondientes tasas, el viajero planteaba las preguntas a la Pitonisa que descendía al subterráneo del templo en donde brotaba el agua de la fuente Casiótide que tomaba mientras masticaba unas hojas de laurel y aspiraba los vapores que salían de un hueco abierto en la roca para llenarse del espíritu de Apolo.
Egeo, rey de Atenas, consultando a la pitonisa

Entraba entonces en trance y pronunciaba sus oráculos que los sacerdotes escribían y daban al visitante
Estos oráculos eran, por lo general, sumamente vagos, pudiendo ser interpretados en múltiples direcciones (así, si no se cumplía,era un error de interpretación).

Templo de Apolo

Junto a esto (tan puramente mágico) podemos dar otra explicación mucho más racional y antropocentrista, pues, en realidad, la importancia del oráculo no eran las propias y oscuras palabras de los dioses, sino la actitud, puramente humana, de reflexionar sobre ellas (que en el fondo era una manera de analizar sosegadamente un problema).
Por otra parte, en la pronaos del templo de Apolo en donde esperaban los visitantes estaban escritos los  147 Preceptos Délficos o Máximas Pitia, supuestas máximas escritas por los sabios de Grecia que encierran gran parte del saber filosófico de la época.
Quizás el más conocido es el famosos "conócete a ti mismo" aunque existen muchos más que puedes conocer aquí.



TODOS NUESTROS POST SOBRE DELFOS

domingo, 1 de mayo de 2016

COLLIURE. LA TUMBA DE ANTONIO MACHADO


Como ya hablábamos en un artículo anterior, Machado cruzó la frontera de Port Bou junto a muchos emigrantes forzosos frente al avance de las tropas de Franco.

Iban él, su hermano y su octogenaria madre acompañados por algunos últimos amigos que consiguieron un coche y, en vez de ingresar en los campos de concentración (pues eso fueron verdaderamente), de Argeles, consiguieron que todos llegaran a Colliure y se alojaran en una pensión que aún se conserva, al menos el inmueble: Pensión Quintana.


Ocuparon dos habitaciones (Machado con su madre que siempre pensó que pronto llegarían a Sevilla) que nunca llegarían a pagar, pues un mes después de la llegada (22 de febrero) moriría Antonio, y tres días después su madre.

En los bolsillos de la chaqueta del poeta se encontraron sus últimos versos, aquellos que escribiera tras una leve mejoría personal y meteorológica que le permitió ir hasta la cercana playa y ver el cielo azul lleno de viento.




La muerte de ambos ocasionó un nuevo problema pues no tenían dinero suficiente para comprar una tumba que fue cedida por la familia Quintana (un nicho) que fue cambiado por la actual tumba en 1958, comprada por suscripción popular (y ante la que, días después de su traslado, Pau Casals interpretó a solas su Canto de los pájaros).

Aunque el gobierno franquista quiso recuperar el cuerpo, éste ha quedado en Colliure para siempre y se ha terminado por convertirse en un emblema de la República y su exilio, con su bandera tricolor y los cientos de mensajes que cubren su lápida en un camposanto silencioso e íntimo, especialmente al atardecer, cuando el tiempo se congela y, misteriosamente, queda impregnado por los aires cruzados que tantas veces han destrozado nuestra patria





















TODOS NUESTROS POST SOBRE MACHADO

sábado, 30 de abril de 2016

El libro del sábado. Mia Couto. Cada hombre es una raza

Aquella noche, las horas me recorrían, insomnes manecillas. Yo sólo quería olvidarme. Así acostado, no sufría otra carencia que no fuera, tal vez, la muerte. No aquélla, arrebatadora y definitiva. La otra: la muerte-estación, invierno subvertido por guerrilleras floraciones


Maravilloso libro de cuentos en donde Mia Couto destila lo mejor de su literatura a través de inverosímiles historias de seres incompletos, castigados por la vida, el destino, la guerra. 
Seres de una absoluta soledad que vagan por el mundo en forma de pistas que solo encuentran semiborradas, con el otro mundo tan cerca  de este que es fácil  que ambos se confundan.

Al final: los muertos, los vivientes y los seres que aún esperan nacer forman un tejido único. La frontera entre sus territorios se torna frágil, movediza. En los sueños todos nos encontramos en un mismo recinto, allí donde el tiempo se reduce a omniausencia. Nuestros sueños no son más que visitas a esas otras vidas, pasadas o futuras, diálogo con nasciturus y fallecidos, en la irrazonable lengua que nos es común.

Y es que. como reza el titulo, cada hombre es una raza entera y necesitaríamos múltiples vidas para empezar a conocernos en toda su profundidad y tragedia.
Un provocador de guerras civiles, un pescador que uso sus ojos de cebo, una enamorada de una estatua que terminó por ser un delito político, un vendedor de pájaros y su baboac mágico, una mujer despechada que se venga en el cadáver  de su difunto marido... son una pequeña parte de este mundo fascinante y fascinado en donde magia y realidad se confunden enhebrado en un lenguaje de encantamiento en donde las palabras nacen y son relucientes, como las piedras del río de Macondo

Hubo tiempos en los que llegaba gente de muy lejos. El mundo está lleno de países, la mayor parte de ellos extranjeros. Ya llenaron los cielos de banderas, ni yo me explico cómo pueden circular los ángeles sin chocar con los lienzos.

.
.

viernes, 29 de abril de 2016

LOS AMORES DE AFRODITA Y ARES


Como ya sabéis, Afrodita (Venus romana) era la diosa del amor, hija de Zeus, casada por orden de su padre con Hefesto, el dios del fuego y la fragua, que era cojo y feo.
Podéis suponer que Afrodita no estaba muy enamorada de su marido y pronto se dejó seducir por Ares, el dios de la Guerra, fuerte y atlético.

Amores de Afrodita y Ares. Botticelli
Tomado de wikipedia

Sus encuentros eran clandestinos, pero pronto alguien les vio. Se trataba de Apolo, que pronto fue a dar la noticia a Hefesto (buscadlos a ambos en el famoso cuadro de Velázquez)


La Fragua de Vulcano. Velázquez.
Tomado de wikipedia

El marido burlado planificó una trampa, tejiendo una red de oro irrompible que camufló en el lugar en donde se encontraban Afrodita y Ares, atrapándoles en pleno amorío y dejándolos colgados de un árbol para vergüenza de ambos ante las risas de todos los dioses del Olimpo.



jueves, 28 de abril de 2016

LAS REFORMAS DEL CONDE DUQUE (1)


Pese a la tradicional visión negativa del Conde Duque de Olivares, muchas de sus políticas tuvieron un carácter verdaderamente reformista, y hubieran sido todo un revulsivo para la economía y la sociedad española de haberse podido llevar a cabo realmente. (Podéis comparadlas con este texto)
Muchas de ellas derivan de la literatura arbitrista del reinado de Felipe III y, curiosamente, serán aplicadas medio siglo después con la llegada de los Borbones a España en la pretensión de modernizar las estructuras económicas y sociales (que muy pronto se tradujeron en un fuerte crecimiento económico)

Algunas iban directamente a paliar el impresionante déficit público de la monarquía:
  • Reducción de oficios y empleos cortesanos.
  • Control de los gastos suntuarios (como la propia vestimenta) de la corte

Otras buscaban una mejor financiación
  • Sustitución del impuesto de millones por un impuesto común según fortuna para crear erarios públicos que actuasen como verdaderos bancos, eliminando así la dependencia de los prestamistas extranjeros para la financiación, tanto de la corona como las empresas

También se trató el problema (ya endémico) de la falta de manufactura y comercio ventajoso
  • Realización de obras de canalización para hacer navegables los principales ríos 
  • Supresión de las aduanas y puertos interiores.
  • Una progresiva igualación de impuestos entre los distintos reinos
  • Prohibición de importar (especialmente textiles) de los países protestantes
  • Incentivos a las manufacturas de lana y seda


Sin olvidar la preocupante demografía
  • Exenciones fiscales a los matrimonios jóvenes y con gran número de hijos
  • Fundación de colonias de artesanos extranjeros católicos

Sin embargo, la negativa de los nobles (tanto por cuestiones económicas como puramente ideológicas), la situación exterior (con multiplicidad de conflictos) o la negación de los distintos estados a una mayor uniformación, hicieron imposibles estas medidas, igual que la famosa Unión de Armas de la que hablaremos próximamente

miércoles, 27 de abril de 2016

LOS JUEGOS PÍTICOS EN DELFOS

El famoso Discóbolo

Aunque sean los Juegos Olímpicos los más conocidos, en Grecia antigua existían tres juegos más, todos ellos panhelénicos (podían participar todas las polis griegas y también sus colonias): Nemeos (Argos) con competición de jinetes en honor a Hera, Istmicos (Corinto) en honor a Poseidón y los Píticos, celebrados en Delfos.
Todos formaban un ciclo de cuatro años llamado Olimpiadas. Cada año se realizaba uno de ellos: Juegos Olímpicos, Nemeos e Istmicos en el segundo año, separado por unos meses, Píticos en el tercer año y en el cuarto de nuevo Nemeos e Ístmicos.
Durante estos juegos se establecía una tregua total que permitía desplazarse a los atletas.
Un atleta que se limpia el sudor y el polvo tras la competición

En concreto, los Juegos Píticos de Delfos fueron, en un principio un concurso musical de himnos al dios Apolo, empezando a introducir competiciones atléticas a partir de principios del siglo VI a C.
Los juegos duraban de 6 a 8 días. 
Durante los tres primeros se realizaban sacrificios, procesiones y banquetes. El cuarto día se realizaba los concursos musicales en el teatro.

Teatro de Delfos. Al fondo, templo de Apolo

El resto de días se empleaban en las competiciones atléticas que incluían: carrera larga , carrera doble , pugilato, carrera con armas,salto de longitud, lucha, lanzamiento de disco y de jabalina.
Pugilista. Siglo V a C

El sexto se desarrollaban los concursos hípicos: las carreras de caballos, de carro con cuatro caballos (cuadrigas) y con dos caballos (bigas).
Fragmento de La escultura estaría dedicada al tirano Polyzelos de Gela en la carrera de cuadrigas de los Juegos Píticos 

Los vencedores de estos juegos recibían como premio una corona de laurel
Para las celebraciones atléticas se creó en Delfos uno de los estadios mejor conservados del mundo griego (siglo V), con gradas laterales.


 Este tipo de estadios serán la base para los futuros circos romanos e hipódromos bizantinos


TODOS NUESTROS POST SOBRE DELFOS

martes, 26 de abril de 2016

LOS DOGOS VENECIANOS

Dux Francesco Venier. Tiziano

La propia situación geográfica de Venecia así como su propio nacimiento y desarrollo (basado en el comercio y la industria y siempre necesitada de una cooperación entre sus vecinos para el control de la laguna y sus canales) permitió una curiosa forma política de orígenes medievales que va mucho más allá del Concejo municipal, que se mantendrá en el tiempo y pasará a la Edad moderna por completo alejada de los príncipes renacentistas (como los Medicci florentinos o los Sforza milaneses) o la autocracia de los papas romanos.
La figura del dux (dogo) nace vinculada al imperio bizantino al que perteneció Venecia en sus orígenes, aunque a partir del siglo XII (y en conexión con su expansión económica y la aparición de una fuerte oligarquía mercantil) su figura se fue configurando de forma definitiva, manteniéndose estable hasta el siglo XVIII.
Dux Leonardo Loredan. Bellini
Tomado de Wikipedia

Y es que adelantándose a su tiempo (y perviviendo en él), Venecia se constituye como una verdadera república en donde esta clase comercial elige al representante del poder, el dogo. Se consigue así (gracias al método de elección personal) controlar la creación de dinastías familiares.
Por otra parte, la figura del dux no posee un poder absoluto, sino que tiene que acatar el corpus de leyes de la República y es controlada por el Consejo de los Diez (representante de la oligarquía comercial) y una burocracia altamente profesionalizada y jerarquizada


TODOS NUESTROS POST SOBRE LA CIUDAD MEDIEVAL
.

ITALIA Y EUROPA EN EL RENACIMIENTO

sábado, 23 de abril de 2016

El libro del sábado. LA HORA DE QUEVEDO. Baltasar Magro


Interesante novela para conocer en mayor profundidad a una de las figuras claves de nuestro siglo de Oro, y no sólo en su aspecto literario sino en lo político y social, dada las constantes veleidades del escritor por la política.

La obra se plantea como una especie de testamento del propio Quevedo escrito en sus últimos meses, entre la Torre de Juan Abad y Villanueva de los Infantes, y quizás aquí se encuentre lo menos valioso de la obra, un cierto tono de conmiseración que se cuela entre los múltiples arrepentimientos que sufre el escritor al recordar su vida (da la impresión de una especie de "lavado de cara" del protagonista, intentando hacerlo más políticamente correcto cuando, en el fondo, era la perfecta representación de nuestro Siglo de Oro, en sí más lleno de sombras que de luces).
Por otra parte me ha resultado chocante el tratamiento de algunos episodios (el nunca ocurrido duelo con Pacheco, maestro de esgrima, o la versión que da de la Conjura veneciana).
Pese a estos puntos, la obra es sumamente interesante pues, como ya decíamos, no sólo se basa en su faceta literaria (disfrazando hábilmente en la narración múltiples frases del propio Quevedo) sino también la política, analizando sus relaciones con Pedro Téllez (tercer duque de Osuna) en tierras italianas, el duque de Medinacelli y sus conversaciones de claro tono arbitrista  o el propio Conde Duque con el que tan ambivalentes relaciones tuvo.
Gracias a ello permite reconstruir, desde una mirada crítica, la progresiva destrucción del poder político (desde el nepotismo de Lerma a la soberbia del Conde Duque) y sus calamitosas decisiones en política internacional o en economía que terminarían por llevar al Imperio al colapso.

.
.