sábado, 2 de agosto de 2014

El libro del Sábado. RAYUELA. CORTÁZAR


Hacía ya más de veinte años de sus primeras lecturas (La lineal, la salteada de Morelli) cuando, este verano, volví al libro.
Lo hice con precaución, pues lo recordaba interesante pero difícil, con muchas hojas de la que apenas nada había entendido.
La sorpresa fue darme cuenta de que no era el libro, era mi juventud la que me impidió comprenderlo por completo.
Sólo supe arañar la superficie de Horacio Oliveira y la Maga, escuchar su jazz, intuir cuánto sabía de arte Cortázar. Supe de alguno de sus experimentos literarios (como el famoso capítulo 34 o el 47), me reí de algunas de sus surrealistas escenas (como aquella que crean una pasarela entre las ventanas para llevar el mate de una casa a otra).

Esta vez, sin embargo, comencé a comprender cuánto había de terrible en la ambición de un escritor que desconfiaba de las palabras, de los conceptos, y buscaba una realidad no contaminada por ellos y, aún más, intentar decírsela a los demás.
Las palabras que falsean las intuiciones, las petrificaciones simplificantes, los cansancios en que lentamente se va sacando del bolsillo del chaleco la bandera de la rendición

Me fascinó la geografía secreta (primero de París, luego de Buenos Aires) en donde los protagonistas se movían creando figuras, como de un ajedrez mental en donde personas y ciudades se preguntan sin contestarse jamás.
Pues empecé entonces a vislumbrar cuánto hay de interrogación en sus páginas, de proposición de vías para el conocimiento (desde la dialéctica al zen, el jazz, los gestos....) en un mundo hostil en donde la muerte, la rutina, el desencanto, están esperando a la vuelta de la esquina, esperando cualquier momento de flaqueza de nuestro ánimo para saltarnos al alma.

Y es que la novela es una historia de desiniciación, de desmemoria y ruptura para los que ya creen haber comprendido los conceptos (como yo creía en mi juventud) y darnos cuenta de lo infantiles que somos cuando creemos en nuestra onmipotencia y, por el contrario, de cuánta ternura hay en medio de nuestras miserias (como en la famoso concierto, como en la noche de su clochard, de las excelsas limitaciones intelectuales de la Maga frente a los demás miembros de club, la firma de los locos,  de la propia rayuela, un juego infantil que es, contradictoriamente, la mejor forma de explicar nuestra vida).

Una obra seria que no lo es tanto y en donde un particular sentido del humor lo emparenta directamente con Duchamp (como su tarea de poner rectos los clavos, de crear un búnker a través de rulos, cordeles y palanganas de agua) y su sentido de juego intelectual con la realidad que puede salvar la existencia de tanta cultura y sabiduría.
Una novela inacabada, como las obras de Duchamp, en donde el lector tiene tanto peso como el propio escritor, riéndose (ambos) de los críticos y sus grandes teorías.


Por cierto, para los sibaritas de la lectura existe un disco-libro (jazzuela) que recoge todos los temas de jazz que aparecen en el libro. Una verdadera gozada para leer mientras se escucha.

Y para terminar, un curioso mapa para oientarse por el París de Rayela


sábado, 26 de julio de 2014

El libro del sábado. Cartas a su madre. COCTEAU

Tomado de wikipedia

Cocteau ha sido una de los faros culturales de la primera mitad del siglo XX.
Poeta, dramaturgo, cineasta, amigo de pintores, músicos y bailarines, polemista... es una figura que se mueve en los márgenes tanto artísticos como morales de las vanguardias.
Estas cartas nos permiten conocer al Cocteau joven, aquel que no logra superar sus exámenes de bachillerato, el amigo de Stravinsky o Picasso post-cubista. Con un estilo fascinante de frase corta que escribe muchísimo menos de lo que cuenta, es capaz de describir sentimientos y situaciones con un encanto casi sobre-realista, tan objetivo que se convierte en pura poesía.


Especialmente interesantes son las páginas dedicadas a la Primera Guerra Mundial en donde fue movilizado en los servicios sanitarios. Es aquí en donde su peculiar prosa estalla como fuego artificiales y, debajo de su piel de puros acontecimientos, vividos como si los viera en una pantalla, es capaz de provocarnos un escalofrío de pavor (fragmentos sumamente utilizables para nuestras clases).
Justamente tras ellas llega la placidez de Italia que visita en compañía de Picasso y los famosos ballet rusos.



martes, 22 de julio de 2014

PLANES. MUSULMÁN Y CRISTIANA


En pleno valle de Gallinera (Alicante) Planes fue fundada en tiempos islámicos, siendo en los finales del periodo uno de los principales bastiones de Al-Azraq, caudillo musulmán que controló la zona con apoyo cristiano contra los almohades, y que fue tomada en el avance cristiano de Jaime I bajo pacto de vasallaje (un pacto que será incumplido en numerosas ocasiones, provocando tres revueltas mudéjares).

Su castillo (con modificaciones posteriores), la propia iglesia (realizada sobre la mezquita de la que aún quedan algunos restos) o el propio urbanismo son pruebas aún tangibles de su origen.

De la misma manera se crea en este periodo todo un complejo sistema de regadío que aún se encuentra en uso.


sábado, 19 de julio de 2014

El libro del Sábado. GUY DE MAUPASSANT . BEL AMI

Guy e Maupassant
Tomado de wikipedia

Hay vida en el realismo francés más allá de Balzac, Sthendal o Flaubert, y este libro lo demuestra con creces.
Todo un novelón decimonónico (casi una masculinización de Madame Bobary) en donde seremos testigos del ascenso social de George Duroy, un simple soldado casi muerto de hambre que conseguirá ir escalando los peldaños sociales hasta convertirse en un rico e influyente burgués; todo ello  a través de las mujeres, por medio de adulterios, bodas y divorcios.
Sin perder nunca un apasionante ritmo narrativo, Guy hará un retrato despiadado de la Francia de la Tercera República (de la civilización decimonónica en general) con especial atención al mundo del periodismo (en el que ascenderá el protagonista), la política y las convenciones sociales de la alta sociedad.


Un mundo lleno de recovecos y traiciones íntimas en donde el ser y el parecer son dos planos a veces contradictorios. Un gran juego social en el que protagonista utilizará su atractivo ante las mujeres para conseguir fama, dinero, posición e, incluso, ennoblecimiento.
Y como un personaje más el París privado de las casas burguesas o el público (puramente teatral) de la Ópera, los Campos Elíseos o el Folies Bergeres en donde los personajes se mueven como piezas de un complejo ajedrez en donde la pasión no está reñida al cálculo político y el dinero y las relaciones sociales crean círculos cerrados en donde es capaz de introducirse este extraño.

miércoles, 16 de julio de 2014

EL FELIPE V "CONDENADO" DE JÁTIVA






























No, no nos hemos equivocado al poner la foto, realmente así se exhibe en el museo de Játiva (Valencia).
Es el famoso Felipe V condenado a estar boca abajo por las atrocidades de sus ejércitos en Játiva durante la Guerra de Sucesión española que ya vimos aquí.
Y es que tras la batalla de Almansa, los ejércitos de Felipe V iniciaron la conquista del reino de Valencia, encontrándose una defensa encarnizada en Játiva, una ciudad amurallada y a favor del archiduque Carlos.
Tras un largo asedio la ciudad terminó por rendirse y Felipe V ordenó incendiarla y salar por tres veces sus campos para dejarlos infértiles. Era el aviso al resto de las ciudades que intentaran oponerse.
Llegó incluso a cambiarse su nombre (que no recuperó hasta las Cortes de Cádiz).
En 1940, Carlos Sarthou, director del Museo del Almudí, puso boca abajo el cuadro pintado por un artista local (Josep Amorós en 1719), dejando la instrucción que quedara así hasta que uno de sus descendientes pidiera perdón tres veces delante de él... ¿lo hará Felipe VI?

TODOS NUESTROS POST SOBRE JÁTIVA

sábado, 12 de julio de 2014

El libro del sábado. ELOGIO DE LA SOMBRA. BORGES



Parece increíble que casi dos años después de haber abierto esta sección sea éste el primer libro de Borges que aparezca en ella.
Y lo hace con un libro impar, como tanto le gustaba al maestro argentino. Un pequeño volumen en donde se alternan la poesía (su poesía de hierro, antilírica, casi de puro pensamiento), pequeños relatos breves o composiciones esquivas a cualquier forma de catalogación, como los fragmentos de un evangelio apócrifo.
Sus temas básicos volverán a aparecer en ellos: el tiempo, el laberinto, el yo, los dioses, la literatura, Buenos aires, la muerte, la libertad...
También surgen como estrellas rutilantes sus adjetivos impares, casi mágicos, que obligan a retener la lectura para descubrir que, con una sola palabra, se acaba de inventar un mundo completo.
Si no conocéis al Borges este pequeño volumen os fascinará, si ya sois adictos os volverá a enseñar qué fácil parece inventarse universos sólo por el poder de las palabras

martes, 8 de julio de 2014

SAN DIEGO DE ALCALÁ


Fue San Diego un santo al que tuvieron especial apego los monarcas (desde Enrique IV -que le pidió la curación de Juana la Beltraneja - o Felipe II, que llegó a trasladar su momia a la habitación de su hijo Carlos, moribundo tras caer por la escalera del palacio episcopal que curó milagrosamente, cortándosele entonces parte de las piernas para que estas reliquias formaran parte de la gran colección del Escorial)
Nacido a finales del siglo XIV, ingresó en la orden franciscana, siendo un viajero impenitente (Andalucía, Castilla, Canarias, Roma...) para terminar por asentarse en Alcalá de Henares (en lo que fue el actual Cuartel del príncipe, entonces convento).
Siempre destacó por su humildad y su actitud caritativa. Una de las formas más repetidas de su iconografía será su milagro en donde, intentando dar a los pobres alimento, y vigilado por sus superiores, cuando estos quisieron castigarle, la comida se había convertido en pétalos de rosas
Enterrado en la actual Catedral-Magistral, su cuerpo incorrupto es visible a los fieles el 13 de noviembre.
Fue canonizado a instancias de Felipe II y su figura será ampliamente representada por los pintores y escultores del siglo XVII.



Será su figura la que dará nombre a la ciudad estadounidense


sábado, 5 de julio de 2014

El libro del sábado. Houellebecq. Ampliación del campo de batalla

Esta obra dio a conocer al enfant terrible (uno de ellos) de las más recientes letras francesas.
Y es que realmente es un verdadero puñetazo en la boca del estómago.


El libro lo leí ya hace años pero esta vez me ha parecido mucho más interesante, más ácido y terrible.
En realidad se trata de una crónica de nuestros malestares posmodernos, del mundo de la pareja que ha desaparecido por el puro (y cada vez más disminuido) instinto sexual y erotismo que, a su vez, es simplemente una excusa para sentirnos (creernos) vivos ; del mundo del trabajo y sus relaciones artificiales, profundamente codificadas y antihumanas en donde se ha perdido la confianza y las relaciones del empleado con la marca ha roto cualquier tipo de vínculo, como un nuevo funcionario de lo privado (según lo que entiende y practica alguna gente por funcionariado), la cosificación del hombre sobre-expuesto al mundo  (Tengo la impresión de ser un muslo de pollo envuelto en celofán en el estante de un supermercado), del liberalismo atroz que, en aras de una supuesta libertad, nos destruye
Es la crisis de valores, la soledad profunda, la imposibilidad absoluta de relacionarse con los demás, ni siquiera en lo más futil, que sólo tiene una posible solución: la amargura y la depresión.
Y todo esto antes de la crisis actual que simplemente ha agravado (y hecho más visible) los males que ya sufríamos

miércoles, 2 de julio de 2014

GUERRA CIVIL. EL REFUGIO ANTIAÉREO DE DENIA.


Gran parte del arco levantino fue fiel a la República hasta el final (recordad que la rendición de la misma se establece desde Valencia).
Por ello, toda esta zona fue objeto de constantes bombardeos de aviones del bando nacional (muchos de ellos cedidos por Italia).
Para protegerse de ellos se excavó en la propia roca sobre la que se alza el castillo de origen musulmán.
.

Recientemente el refugio ha sido restaurado y reforzado por medio de una intervención contemporánea de grandes vigas de acero

domingo, 29 de junio de 2014

Un texto sobre las trincheras de la I Guerra Mundial



Tomado de wikipedia
.
Los soldados se aferran a su fusil y a su machete, cuyo metal oxidado, empañado, oscurecido por los gases, apenas reluce ya bajo el fulgor helado de las bengalas, en un ambiente corrompido por los caballos descompuestos, la putrefacción de los hombres caídos y, en la zona donde están los que se mantienen más o menos derechos en medio del lodo, el olor de sus orines, de su mierda y de su sudor, de su mugre y de sus vómitos, por no hablar de esos pegajosos efluvios a rancio, a moho, a viejo (...) Tras las alambradas de púas cuelgan cadáveres putrefactos y desarticulados que a veces sirven a los zapadores para fijar los cables telefónicos