sábado, 13 de agosto de 2011

EL GOLPE DE ESTADO DE GUADALUPE LIMÓN. Torrente Ballester en estado puro





Una de los hallazgos de este verano ha sido la lectura de un libro cuasi perdido de Torrente Ballester.

Su lectura resulta asombrosa desde varios puntos de vista.


Desde el literario nos encontramos con unas formas realistas (como corresponden a su primer periodo) que, sin embargo, están anunciando modelos futuros (como la Isla de los Jacintos Cortados).
Resulta asombroso cuánto pudo adelantarse Torrente a su época y utilizar numerosos motivos posmodernos (la duda sobre la Historia y sus estrategias de conocimiento, siendo la ironía una de ellas; el gusto por presentarnos una realidad ambigua de la que nunca estamos seguros; la mezcla de géneros, desde lo folletinesco a lo historicista o lo teatral...)


Por otra parte, la novela plantea uno de los temas recurrentes de Torrente: el Poder y sus engranajes secretos. Así veremos pasar por sus páginas desde el caudillismo, el poder interpuesto, los orígenes y génesis de una revolución tan patética como aleccionadora, lo que de egocentrismo tiene el uso del poder enfrentado al idealismo del que no lo tiene...
Toda una verdadera revisión que asombra por el uso de una ironía tan suya, que evita el ridículo de muchos de los acontecimientos para acercarse al tema a través de nuestra connivencia.

Y todo ello (una vez más, ¡asombro!) escrito en la España de 1945, con Franco en pleno poder y toda su censura que no es capaz de darse cuenta de lo que realmente ocurre en la novela (desde la miseria de los generales, al poder del dinero que impulsa las dictaduras, el caudillaje falso o..., como mucho mas tarde confesó el escritor, el trasunto de José Antonio de Rivera y Franco, de las ideas y el liderazgo al simple uso del poder, de la manipulación que hace el mismo del pasdado para apropiárselo).

.
Un caudillo. Eso es lo que usted quiere: un caudillo. Siempre igual: uno después de otro; éste malo, aquél peor ¡He aquí nuestra equivocación: habernos fiado de los hombres cuando deberíamos fiarnos de las ideas!

Una revolución consiste siempre en violentar la realidad dolorosamente, a veces trágicamente, en nombre de una fantasía


Otras obras de Don Gonzalo en Nuestros Blogs
.
Quizás el viento nos lleve al infinito
El rey pasmado

Aquí escribió los Gozos y las Sombras


ÍNDICES DE NARRATIVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario