miércoles, 1 de febrero de 2012

EL CANTO GREGORIANO. EL SONIDO DEL FEUDALISMO


PULSA EL PLAY ANTES DE EMPEZAR A LEER




El canto gregoriano es la música por excelencia del mundo feudal. Una música unida a los monasterios de la orden de San benito, especialmente los dirigidos por Cluny. Su nombre deriva de San Gregorio Magno, el Papa que inició la gran reforma del monaquismo, que recogió numerosas tradiciones (romanas y galas especialmente)


Este canto es la pieza central de la liturgia de las horas (el famoso ora et lavora) en donde el tiempo se dividía entre el trabajo (manual o intelectual, en el scriptirium) y el rezo en varias horas del día (Aquí puedes ver el horario de un monje)
Y, realmente, más que música, el canto gregoriano es una oración, un rezo cantado en donde los monjes no son personas individuales sino toda una comunidad que alaba a Dios.
Sin acompañamiento musical, su sonido es suave e invita a la relajación, al encuentro con la divinidad. Un pequeño bálsamo en un mundo tan cruel como era el feudal.
Hoy en día todavía existen lugares en donde escuchar este canto gregoriano, pero ninguno con tanta magia como el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos (cuyo claustro es uno de los hitos del románico europeo).
En este video puedes escucharlo mientras ves los magníficos capiteles y machones del claustro
En el monasterio se conserva, además, alguna de las muestras más antiguas de gregoriano, el llamado antifonario mozárabe, que aún tiene claras influencias de las músicas anteriores a la entrada de Cluny, con numerosos pasajes cantados con voz solista


No hay comentarios:

Publicar un comentario