sábado, 11 de febrero de 2012

El Libro del sábado. CUIDADES DE SAL, Abderramán Munif




Dos oasis saudíes en su paso a la modernidad, uno en el interior, otro en la costa. Ésta es la historia, contada con una morosidad desértica, que plantea Ciudades de Sal, un novelón de muchas páginas de lenta pero hipnótica lectura (en castellano sólo está traducida una de sus partes, de más de 600 páginas)
A lo largo de ella iremos descubriendo las lentas fracturas que se crean en la tradición, la cultura, la economía o el medioambiente de estas zonas desérticas cuando se descubre petróleo en ellas y los poderes locales (los jeques) dan entrada al capital y la tecnología norteamericana para su explotación.
A partir de entonces seremos testigos de un largo drama humano: los efectos (lentos pero devastadores) del neocolonialismo sobre las sociedades tradicionales, sus pérdidas, conflictos, miedos y cambios en los que agonizan lentamente las sociedades tradicionales bajo la explotación de occidente. Una dominación que no sólo es económica, sino que termina por infiltrar en todo el tejido social e ideológico, dejando a los pueblos sin pasado, desarmados ante el puro dinero.

Y es que su autor es un verdadero especialista en el tema. Abogado, afiliado al partido Baaz (aunque sumamente crítico con él, lo que le obligaría a salir de su disciplina), trabajó en cargos relacionados con el petróleo en Siria o Iraq, aunque terminaría exiliándose de ambos países y convirtiéndose al final de sus días en un apátrida comprometido que no llega a encajar ni con el neocolonialismos y sus consecuencias ni con los nuevos feudalismo liberadores de propuestos por las dictaduras Baaz.

Un canto al desierto y su vida austera


No hay comentarios:

Publicar un comentario