lunes, 6 de febrero de 2012

INSTRUCCIONES PARA COMER EN LA EDAD MEDIA. 1 Los nobles

Si eres un noble, vamos a comer. Pero antes te doy algunas advertencias






Primero: nada de platos. Cogemos una buena hogaza de pan (redonda) y la partimos por la mitad para usarla como plato.
Segundo. Olvidaros de los cubiertos. Los asados (que tanto gustaban a los nobles), se comen con las manos (os los llevarán a la mesa en grandes bandejas, troceados),  las sopas se beben directamente del cuenco, y la ensalada con las manos también (Os darán un gran delantal para no poneros perdidos).
No existe mucha higiene en esta época, y nada de lavarse las manos (al final sí, pero al principio no)

El orden de los alimentos es diferente al nuestro (que viene del mundo andalusí). Primero la fruta y luego, todo junto, carnes (asadas, especalmente valoradas las de caza), guisos (con manteca, el aceite de oliva es también islámico), queso, y mucho mucho pan...  El vino, ofrecido de forma generosa, será muy recio, y a veces habrá que mezclarlo con agua
Todo bien lleno de grasa, sabores muy potentes  y bastante poco equilibrado. No os extrañe que una de las enfermedades más comunes fuera la gota, producida por el ácido úrico (carnes rojas y de caza, alcohol) que produce fortísimos dolores en las piernas (especialmente en el dedo gordo del pie)

No hay comentarios:

Publicar un comentario