sábado, 5 de julio de 2014

El libro del sábado. Houellebecq. Ampliación del campo de batalla

Esta obra dio a conocer al enfant terrible (uno de ellos) de las más recientes letras francesas.
Y es que realmente es un verdadero puñetazo en la boca del estómago.


El libro lo leí ya hace años pero esta vez me ha parecido mucho más interesante, más ácido y terrible.
En realidad se trata de una crónica de nuestros malestares posmodernos, del mundo de la pareja que ha desaparecido por el puro (y cada vez más disminuido) instinto sexual y erotismo que, a su vez, es simplemente una excusa para sentirnos (creernos) vivos ; del mundo del trabajo y sus relaciones artificiales, profundamente codificadas y antihumanas en donde se ha perdido la confianza y las relaciones del empleado con la marca ha roto cualquier tipo de vínculo, como un nuevo funcionario de lo privado (según lo que entiende y practica alguna gente por funcionariado), la cosificación del hombre sobre-expuesto al mundo  (Tengo la impresión de ser un muslo de pollo envuelto en celofán en el estante de un supermercado), del liberalismo atroz que, en aras de una supuesta libertad, nos destruye
Es la crisis de valores, la soledad profunda, la imposibilidad absoluta de relacionarse con los demás, ni siquiera en lo más futil, que sólo tiene una posible solución: la amargura y la depresión.
Y todo esto antes de la crisis actual que simplemente ha agravado (y hecho más visible) los males que ya sufríamos

No hay comentarios:

Publicar un comentario