miércoles, 16 de mayo de 2018

LA MÚSICA EN LAS CORTES RENACENTISTAS (1) LO PROFANO

Una gran noche de júbilos como mi padre sabía organizarlos: escenas de comedia seleccionadas por Pomponius Laetus en Los menecmos de nuestro querido Plauto, declamaciones de poemas del famoso Serafino Aquilano, intercaladas con intermedios musicales compuestos por el maestro de capilla Josquin des Prez, muy aplaudido por su última frottola, Grillo é bon cantore que todo el mundo tarareaba degustando golosinas. Y después vino el festín en la sala de los Pontificios donde cardenales y embajadores tenían a su lado las más nobles damas de la sociedad.



Ahora vemos los cuadro, las esculturas, los palacios..., pero no podemos entender el renacimiento italiano en sus exquisitas cortes sin el concurso de la música (en este sentido profana) que amenizó fiestas y sirvió a señores para manifestar su poder y esclarecer su alma, disciplinándola en en la matematíca y las armonía (Isabella de Este, Alfonso I, Lucrecia Borgia)
Como el propio Castiglione sancionaría en su Cortesano, éste debe saber cantar, tocar un instrumento y recitar poesías.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog).
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)