sábado, 3 de agosto de 2013

El libro del sábado. LA PATRIA DE LAS HORMIGAS. Javier Tomeo


Hace unas semana me enteraba, con pesar, de la muerte de Javier Tomeo.
Pesar por todo lo que me ha hecho disfrutar su literatura.
Pesar porque a Tomeo lo llegué a conocer, hace muchos años, en un hotel de Cadaqués (posiblemente en el que se escribió esta novela) y tuve la oportunidad de ver como, tras su máscara de pequeño ogro, se escondía un ser tierno y vulnerable, como en realidad son siempre los héroes de sus historias.
Como pequeño homenaje hoy quiero hablar de una de las novelas que me ha gustado de él (aunque realmente su estilo y forma narrativa es tan sumamente personal que sus historias forman un corpus homogéneo, un verdadero universo Tomeo)



Como en gran parte de su obra su protagonista es un solitario que entretiene su soledad con los más variados ritos y obsesiones que le permiten sobrevivir en un mundo que "por detrás de tanto orden y tanta sensatez, se esconde un mundo inquietante, lleno de misteriosas coincidencias".
Preparado para una semana de vacaciones con sus siete camisas de distintos colores, Juan llega a una extraña pensión dominada por un ficus con tendencias asesinas, un viejo sordo y su sobrina. Junto a esta nueva familia, y ante la amenaza latente de las hormigas que un día tomarán el mundo, como diría Cortázar, el protagonista intenta buscar pareja patéticamente.
Evidentemente no lo conseguirá pues su soledad es de tal magnitud que ha terminado por conformar un mundo de ideas propias y poco convencionales que choca con el mundo real, terminando por confundirse los tiempos y las prioridades hasta que el ficus sospechoso, las hormigas vengativas o una mancha en el techo terminan por tomar el control de la situación.

Esto es, a duras penas, la historia narrativa, pero su lectura es otra cosa. Como en todas sus obras la colección de seres con los que se va cruzando el lector son fascinantes (desde el camarero ligón a las turistas descocadas), y más aún el ritmo con el que lentamente nos envuelve Tomeo para sumergirnos en un mundo imposible, obsesivo y alternativo que, según avanzamos, cada vez parece más lógico, convirtiéndose en absurda la realidad habitual. Un fenómeno fascinante que te atrapa y seduce hasta extremos inverosímiles. 
Probadlo y quedaréis enganchados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario