sábado, 8 de noviembre de 2014

El libro del sábado. Los domingos de Jean Dézert



Parece asombroso que este libro se escribiera en plena Belle Epoque, el momento de la máxima frivolidad, del hacer sin pausa, de la vida moderna y atropellada que no concede tregua al mundo, hecho de pronto una fiesta inacabable.
Y digo esto pues más bien parece una obra (una postmoderna obra) de Perec en donde lo más importante es lo que realmente no sucede, la pura rutina.
Y es que Jean Dézert es un funcionario vital que repite incansablemente su vida en una rutina invariable (un verdadero anti-flaneur) hasta que un día decide la peregrina idea de hacer un domingo distinto siguiendo la ruta marcada por los panfletos de publicidad que ha ido acumulando en su casa.
Puro situacionismo medio siglo antes de Debord y los suyos.
A partir de este arranque a Dézert le llegará el amor o algo similar para enredarse en una vida aún más absurda de la que ya ¿vivía?

Realmente el argumento resulta fascinante para los principios del siglo XX, y su lectura es sumamente agradable. Un verdadero descubrimiento (uno más) de Impedimenta


No hay comentarios:

Publicar un comentario