viernes, 19 de diciembre de 2014

LA REFORMA CISTERCIENSE



Claustro del monasterio cisterciense de Alcobaça

Cluny murió de éxito, y la reforma cisterciense le daría la puntilla de gracia.
Como ya vimos aquí, Cluny emprendió una reforma del monacato y tal fue su expansión que apenas un siglo después (finales del siglo XI) dominaba gran parte de Europa.
En este proceso la orden se había enriquecido sobremanera y sus abades dominaban (como nuevos señores feudales) grandes territorios, emparentados con la gran nobleza y las monarquías.
Todo esto hizo que el espíritu original de pureza y pobreza se fuera perdiendo, y las grandes abadías cluniacienses eran focos de poder y riqueza como nunca había visto la Edad Media.

Sala capitular monasterio cisterciense de Veruela. Zaragoza

Ante ello, una serie de monjes cluniacienses deciden separarse y crear un nuevo monasterio (Citeaux) y una nueva orden (el Císter) que pretendía volver a su pureza original.

Refectorio (comedor) del monasterio cisterciense de Alcobaça

Con ellos se iniciará una nueva orden monásticas que alcanzará su esplendor con el cuarto abad, San Bernardo de Claraval, que con sus escritos codificará las normas dela nueva comunidad (a la vez que alentaba la segunda Cruzada y realizaba los estatutos de la orden del Temple, uniéndose de manera profunda templarios y cistercienses hasta la desaparición de los primeros).

San Bernardo. Filipino Lippi

En realidad se trataba de volver al ora el lavora de la Regla de San Benito, cortando cualquier posibilidad de riqueza o corrupción.


Esto se tenía que ver en sus propias construcciones, de las que se eliminó la ostentación o la escultura que hiciera famosa a los benedictinos.


La iglesia relumbra por todas partes, pero los pobres tiene hambre. Los muros de la iglesia están cubiertos de oro, pero los hijos de la iglesia siguen desnudos. Por Dios, ya que no os avergonzáis de tantas estupideces, lamentad al menos tantos gastos.

Frente a ello preferían arquitecturas sin adornos en donde se empezaron a utilizar algunas soluciones técnicas (arco apuntado, bóvedas de crucería...) que heredará el gótico.
(Aquí tenéis un resumen visual de su arquitectura)


Bóvedas de crucería del monasterio de Santa María de Huerta. Soria

Su funcionamiento sigue siendo el que ya conocéis, y siguieron siendo los monasterios grandes explotaciones agrícolas que fueron incorporando las nuevas técnicas.
Lo que cambió su relación con el poder temporal, del que intentaron alejarse por completo, insistiendo mucho más en la caridad (anunciando así lo que serán las futuras órdenes mendicantes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario