martes, 16 de diciembre de 2014

LOS EVANGELIOS APÓCRIFOS


En la actualidad sólo se incluyen en la Biblia cuatro relatos de la vida de Cristo (evangelios) escritos (?) por Lucas, Marcos, Mateo y Juan.
Sin embargo no siempre fue así, y desde los principios del cristianismo aparecieron numerosas narraciones sobre la vida de Cristo que, en la actualidad, la Iglesia, no reconoce como auténticos. por eso les denominamos ahora Evangelios Apócrifos.
Sin embargo no fue siempre así, y durante una parte importante de la Edad Media muchos se tuvieron como auténticos y sirvieron a los artistas para inspirarse en sus esculturas y pinturas, creando escenas que en la actualidad no podemos encontrar en los evangelios canónicos.
Muchos de ellos están llenos de fascinantes milagros y sucesos prodigiosos que casaban perfectamente con la mentalidad medieval (por completo ajena del racionalismo), especialmente la del estamento de los no privilegiados que entendían la religión de una forma fantástica, todavía llena de ideas paganas.
Por otra parte algunos apócrifos eran un intento de unir algunas tradiciones de origen egipcio, griego o mesopotámico  con las tradiciones cristianas, interpretando así todo el mensaje de Cristo desde una perspectiva metafórica que hay que saber interpretar para llegar a la sabiduría absoluta que sería el verdadero Paraíso (el gnosticismo). Esta corriente fascinó a algunos intelectuales y artistas (incluido el propio Leonardo da Vinci)
Alguno de los más famosos son el llamado Pseudo-Mateo, el Protoevangelio de Santiago, el de la Infancia...









No hay comentarios:

Publicar un comentario