miércoles, 26 de octubre de 2016

NAPOLEÓN (2). EL MILITAR VICTORIOSO


Uno de los grandes intereses de Napoleón (aunque ya veremos que no el único) será su expansión territorial.
Como una continuación de las guerras iniciadas durante la Revolución, su extraordinaria capacidad estratégica le permitirá invertir la actitud defensiva frente a otra expansiva, creando un increíble imperio de territorios conquistados y otros tutelados (como el caso español)
Frente a este imperialismo, tanto Austria como Prusia o Inglaterra se opondrán una y otra vez, aunque siempre derrotados, produciéndose, además, el bloqueo continental a Inglaterra para intentar ahogar su economía.


Esta expansión comenzará a conocer sus límites a partir de 1808 cuando la Guerra de independencia de España (1808-14) con apoyo británico, unida a los fracasos de la campaña rusa (1812), le terminarán conduciendo a la derrota de Leipzig (1814) y, finalmente, Waterloo (1815).
Las consecuencias de estas conquistas (y su posterior liberación) son múltiples.

- Extensión de los principios liberales revolucionarios (y reformas napoleónicas) a toda Europa (la primera unificación italiana se producirá en tiempos napoleónicos)
.
- Creación de un espíritu nacionalista contra el ocupante que más tarde será el origen del nacionalismo decimonónico.
.
- Aumento del sentimiento antiliberalista que dará paso al Congreso de Viena, con el protagonismo de los Imperios centrales (Ausria, Prusia)
.
- Redescubrimiento de lo oriental (Campaña de Egipto). Champolion y su interpretación de la piedra Rosetta se producirá en estos momentos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada