miércoles, 12 de octubre de 2016

LAS JUSTIFICACIONES "FILANTRÓPICAS" DEL COLONIALISMO


Evidentemente no las debemos considerar como verdaderas causas (como las que ya vimos aquí) sino de justificaciones morales y racionales para su práctica (los famosos discursos o relatos de los que ya hablamos aquí que sirven para crear un marco para que la población acepte  una situación sin entrar en las causas profundas, normalmente económicas y políticas y que benefician especialmente a las élites. Se pretende así dar un barniz filantrópico a la conquista)

Por una parte, desde ciertos círculos ¡académicos! que , basándose en el darwinismo social, hablaba de razas superiores e inferiores, y la obligación moral del hombre blanco de civilizarlos

1.Hay razones tan buenas para clasificar al negro como una especie diferente del europeo como las hay para hacer del burro una especie diferente de la cebra; y si tomamos en consideración la inteligencia, hay una diferencia mayor entre el negro y el anglosajón que entre el gorila y el chimpancé.
2. Las analogías entre los negros y los monos son más grandes que entre los monos y los europeos.
3. El negro es inferior, intelectualmente, al hombre europeo.
4. El negro es más humano en su natural subordinación al hombre europeo que bajo cualquier otra circunstancia.
5. El negro tan sólo puede ser humanizado y civilizado por los europeos.
JUNT, J.: Sesión científica de la Sociedad Antropológica de Londres. 1863.
Sin llegar a tales extremos es habitual en todo tipo de discursos de la época la idea de la misión civilizadora del hombre blanco que, gracias al colonialismo, pretende llevar la cultura y la técnica occidental a los pueblos más atrasados. Una misión casi mística que "nos obliga" a conquistar educar
Hay un segundo punto que debo igualmente abordar: es el lado humanitario y civilizador de la cuestión. Es preciso decir abiertamente que, en efecto, las razas superiores tienen un derecho con respecto a las razas inferiores porque existe un deber para con ellas. Las razas superiores tienen el deber de civilizar a las razas. (…) Las razas superiores tienen el deber de civilizar a las razas inferiores. ¿Y existe alguien que pueda negar que hay más justicia, más orden material y moral en el África del Norte desde que Francia ha hecho su conquista?" 
Discurso de Jules Ferry ante la Cámara, París. 1885.

Es la británica la más grande de las razas dominantes que el mundo ha conocido y, por consiguiente, el poder determinante en la historia de la civilización universal. Y no puede cumplir su misión, que es crear el progreso de la cultura humana, si no es merced a la expansión de la dominación inglesa. El espíritu del país tendrá fuerzas para cumplir esta misión que nos ha impuesto la Historia y nuestro carácter nacional. [...] El Imperio británico, firmemente unido, y los Estados Unidos deben juntos asegurar la paz del mundo y asumir la pesada responsabilidad de educar para la civilización a los pueblos retrasados. 
Joseph Chamberlain al frente del Ministerio de Colonias británico, en 1895

Junto a ello encontramos otro tipo de justificaciones más vagas que hablan del interés científico de la conquista de nuevos territorios o el aspecto evangelizador del colonialismo (hemos recordar que tanto científicos como órdenes religiosas fueron los primeros hombres blancos que entraron en el continente africano, siendo la cabeza de lanza de las futuras conquistas)



.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada