sábado, 9 de abril de 2011

COMIENDO Y BEBIENDO EN EGIPTO. VAMOS A ESTUDIAR HISTORIA CON UNA RECETA DE COCINA



Gracias a las pinturas y textos conocemos bastante bien la gastronomía egipcia, y saber lo que comía un pueblo es conocer muchas más cosas de lo que creéis habitualmente.. Su gastronomía nos puede hablar de su economía, de su agricultura, ganadería o comercio. Fijaros, vamos a entenderlo un poco mejor

Empanadillas de carne

Ingredientes:
Para la pasta:
-Levadura de cerveza
-mantequilla
-1 Kg de harina
Para el relleno:
-cebolla
-carne de cordero picada
-pimienta
-mantequilla
-sal


Preparación:
Diluir la levadura en un poco de agua tibia. Poner la harina en un barreño, hacer un hueco en el centro y verter la mantequilla fundida, la levadura diluida y el agua tibia necesaria para amasar la pasta.
Dejar reposar una hora. Entre tanto, poner a dorar la cebolla pìcada en un poco de mantequilla, añadir la carne de cordero, poner sal y pimienta, dar unas vueltas y retirar del fuego. Extender la pasta con un rodillo, cortar círculos de unos 10 centímetros. Colocar el relleno sobre la mitad y cerrar apretando los bordes para que no se escape el relleno. Hornear a fuego medio hasta que empiece a dorar.

Si analizamos un poco la receta sabremos muchas cosas.

Por ejemplo, conoceremos su agricultura que unía los cereales (el trigo para la harina o la cebada para la cerveza) con la huerta (como la cebolla). Como ya sabéis esto se debe a las crecidas anuales del Nilo (tan importantes también en su religión). Gracias a esta agua y el limo depositado se conseguían grandes cosechas de múltiples productos: ajos, rábanos y cebollas (comidas tanto crudas como en guisos), lechugas, lentejas (en sopa, con sésamo), garbanzos (cocidos o en forma de puré con sésamo, como el humus actual), guisantes, habas…

Pero si volvéis a receta veréis que también existía una importante ganadería, tanto ovina como bovina (de ella saldrá la mantequilla). A ella se unían numerosas aves, tanto de corral (como el pato del que ya sabían hacer foigrass) como de caza, que practicaban las clases privilegiadas.

Pero aún podemos saber más cosas gracias a esta receta, como su importante comercio. La pimienta, como otras especias como el comino, nunca se produjeron en Egipto, y venían (desde la India) gracias al transporte marítimo por el Índico. Otras especias locales eran el eneldo, alholva, perifollo, perejil, tomillo, cilantro, comino blanco y negro, hinojo, mejorana y, e hierbabuena.

También podéis conocer con la receta una de las bebidas más importante del Egipto Antiguo: la cerveza que se fabricaría a partir de la cebada. El cereal se molía, se amasaba con agua, se cocían apenas para que se doraran por fuera. Estos panes se troceaban en una gran tinaja con un líquido azucarado, obtenido del zumo de dátiles. Después de la fermentación se filtraba a mano.

Junto a ella los egipcios ya fabricaban vino, y no sólo de uvas, sino también de dátiles, higos o granadas, y tomaban numerosos zumos de frutas.

En las clases altas la comida podía acompañarse con música y bailes como veis en esta pintura

¿Véis todo lo que se puede saber con una sola receta?

¿Os atreveríais vosotros a hacer los mismo con esta? (Medio punto extra en Historia si lo mandáis al blog como un comentario)

Galletas-shayt o galletas de chufas

Ingredientes:

-150 g de chufas (un especie de fruto seco, del que actualmente se obtiene la horchata)
-50 g de dátiles deshuesados
-1 vaso grande de agua
-50 g de miel, aceite de oliva.

Preparación:

Moler las chufas hasta dejarlas reducidas a un polvo fino. Añadir el vaso de agua y amasar hasta conseguir una pasta. Triturar los dátiles con un molinillo hasta obtener una pasta fina y mezclarla bien con la miel hasta obtener una textura parecida a la de la confitura. Incorporar a la pasta de chufas. A partir de la masa resultante, modelar formas triangulares de unos 50 g cuidando de que cada galleta no exceda 1 cm de altura. Seguidamente freírlas en una sartén con aceite de oliva cuidando de ir dándoles la vuelta hasta que alcancen un tono tostado y servirlas frías.

Para saber más

No hay comentarios:

Publicar un comentario