sábado, 17 de diciembre de 2016

El libro del sábado. PADURA. EL HOMBRE QUE AMABA A LOS PERROS

Trotsky
Tomada de wikipedia

Ya hace tiempo que JV nos ofreció un análisis del libro, pero no me resisto a seguir hablando del libro ahora que he conseguido el tiempo necesario para leerlo (realmente, junto al de Tavares, ha sido el libro de este verano).
Como comentaba JV es la historia de Trotsky y su asesino Ramón Mercader, pero también una profunda reflexión sobre una de las grandes utopías (al final convertida en distopía) del siglo XX: la revolución rusa.
La obra se estructura (al menos) en tres niveles que se entremezclan, superponen y explican: el exilio de Trotsky, la historia de Ramón Mercader y del escritor cubano que escribe esta propia historia.
Gracias a todos ellos tenemos toda una panorámica del comunismo stalinista, ya dentro de la propia URSS, ya en la Guerra Civil española, ya en la revolución cubana.
Este sistema de obediencia total que "pretende" llegar a las últimas conquistas de la revolución proletaria y, para ello, llega a convertir en pura anéctoda el 1984 de Orwell.
Y es que Padura indaga en uno de los temas que siempre más me han fascinado: el poder, sus orígenes y usos, tomando a Stalin como verdadera figura mítica para estudiar todos los resortes de los que se sirve para dominar el país más poderoso del momento.
Nos hará así un recorrido minucioso por sus purgas que primero pretendieron crear unidad en torno al líder para después, borrar su historia anterior, eliminando a los disidentes trotskistas, a los propios bolcheviques, a sus antiguos colaboradores en las purgas hasta quedarse sólo en un universo radiante por él mismo (en el fondo otra manera de explorar todas las miserias del poder como la que hiciera García Márquez en el Otoño del Patriarca).
Impone así una política del terror en donde nadie está seguro, ni siquiera el propio líder, que tiene que seguir siempre adelante para no caer y mover constantemente los hilos de la delación y el terror en una actividad que termina por ser patológica.
                                           Tomada de wikipedia


Junto a estas constantes purgas (en donde la tortura física y psicológica son práctica habitual), los gulags y las deportaciones, todo este sistema de terror se basa en un sistema de información y control llevado a una sofisticación sin límites que controla tanto el interior como el exterior y en el que los hombres se vuelven puras piezas intercambiables en donde la misión está por encima de cualquier otro tipo de cosa (es fascinante ver el progresivo lavado de cerebro al que se somete a Ramon Mercader para convertirlo en un asesino).
Por si fuera poco, al miedo se une la propaganda y la educación política que elimina el pensamiento libre y genera un sometimiento absoluto a la organización aunque no se entiendan sus motivos (resulta sumamente didáctico ver la actuación de la URSS en la Guerra Civil Española, planeando un control de las distintas tendencias anarquistas, socialistas o trotskistas a través de la actuación de sus comisarios políticos, que no asesoran, precisamente, y organizan asesinatos como el famoso de Andrés Nim)
Como otra forma de control y dictadura se nos habla de la historia del propio escritor y cómo es reeducado tras sus veleidades literarias, primero con el destierro, después con la muerte social que termina por destrozar toda su autoestima.

Ramón Mercader detenido
                                           Tomada de wikipedia


Si esto no fuera bastante, la novela es todo un canto a la resistencia en unos ideales de Trotsky (aunque curiosamente apenas si incide en su doctrina política y se limita a ser un crítico del stalinismo) y su larga y penosa historia de exilios sucesivos.
O la disección que se realiza del pacto de No agresión entre Alemania y la URSS y sus causas y derivaciones.
O la explicación de los cambios que se producen (interrumpidos) con Jruchev y, más tarde, con Gorvachov y sus penosas consecuencias que termina pagando la Cuba sometida al bloqueo.
                                                           

O la reorganización y cambios que realiza el PCE en el exilio bajo la nueva dirección de Santiago Carrillo
O...

Habría mil razones más para sumergirse en esta novela que enseña tanta historia como indaga en los excesos de los poderes dictatoriales a través de una prosa preciosista y un ritmo lento pero seguro, sin un sólo bajón en toda la novela que todo estudiante de historia debería leer al menos una vez en la vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada