lunes, 12 de diciembre de 2016

LA PLAZA DE RAMALES. UN LUGAR COLMATADO DE HISTORIA OCULTA


Muy cerca de del Palacio Real se encuentra una plaza sumamente transitada por los turistas que en muchas ocasiones no saben lo que hay (debe haber) bajo los adoquines que pisan.

Como toda la zona fue parte del pequeño Mayrit islámico del que ya hablamos aquí, y aún se exponen unas escasas muestras de su cerámica en el aparcamiento que se realizó en ella.

Ya cristiano, se edificó en ella la iglesia de San Juan Bautista (siglo XIII), que sufrió numerosas modificaciones a lo largo del siglo, especialmente en época barroca, cuando se convirtió en la parroquia del Palacio.

En una de sus capillas se enterró (como confirma la documentación) al pintor Velázquez, aunque no se ha podido encontrar sus restos y sóLo queda una cruz de hierro sobre una columna en la que se nos informa de ello.


Aquí también se encontraba el palacio que ocupara el Conde Duque, gran valido de Felipe IV.

 La plaza sufrió una gran reforma en tiempos de José Bonaparte, que hizo derribar la iglesia para esponjar el caserío del centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada