miércoles, 22 de noviembre de 2017

EL CARDENAL CISNEROS (2) ESPIRITUALIDAD E IDEOLOGÍA



La trayectoria espiritual e ideológica del Cardenal muchas veces no coincidió con su labor política, hecho que ha desdoblado en muchas ocasiones la figura del mismo, que constantemente se mueve entre luces y formas.
Su carrera eclesiástica podríamos dividirla en tres gran grandes fases.

La primera, iniciada en Roa, y continuada en los estudios viejos de Alcalá, universidad de Salamanca (en donde estudió tanto teología como derecho) y Roma.

Al regresar a España es nombrado arcipreste de Uceda, lo que le ocasiona los primeros conflictos con el arzobispo de Toledo, Alonso de Carrillo, que quería el puesto para un familiar suyo.
El litigio llegará al encarcelamiento de Cisneros en Uceda y Santorcaz (durante seis años), del que conseguirá salir gracias al apoyo del cardenal Mendoza, que se convertirá desde entonces en su mentor.

Santorcaz

En 1484 sufre una fuerte crisis espiritual que le hace ingresar en los franciscanos en San Juan de los Reyes y más tarde, casi como ermitaño, en los conventos de la Salceda y El Castañar.
Posiblemente este será el origen de su espiritualidad pre-reformista que en muchas ocasiones se acercará a las ideas de Erasmo (conocidas en gran parte a través de Adriano de Utrech, preceptor de Carlos V y futuro Papa), buscando una religión mucho más auténtica e interior que huye del boato pero también de muchas representaciones exteriores y de los rituales no vividos internamente. 

Esta forma de entender la religión está en la base de su reforma de la orden franciscana (y más tarde, por orden de Alejandro VI, de las órdenes mendicantes) contra su paulatina relajación pero también su Biblia Políglota (que busca los orígenes de Las Escrituras) o su erasmismo (de él y de su Universidad).

Biblia Políglota

Joseph Pérez plantea que, de haber sido papa (como deseaba Fernando de Aragón), muy diferente había sido su trato con las ideas de Erasmo y, posiblemente, con Lutero y la Reforma (no sólo por ideología sino también por su rotunda oposición a cualquier tipo de corrupción dentro de la Iglesia)
Y es que Cisneros tendrá una gran admiración de verdaderos heterodoxos como Ramón Llull y Savonarola, apoyando a los movimientos místicos, sin dar excesiva importancia a la limpieza de sangre (pese a ser Inquisidor general), invitando a cristianos nuevos en la elaboración de su Biblia Políglota.
Religiosidad profunda e interior pero también estudio y formación, estos serán sus pilares, y la creación de la Universidad de Alcalá habría de ser una de sus piedras fundamentales.
Frente al Islam su relación es totalmente contraria, y sigue inmerso en una guerra santa heredera del espíritu de la Reconquista, como puede verse en su política africana (conquista de Orán) o el bautismo masivo (y bastante duro) de los moriscos granadinos y su quema de libros (aunque curiosamente los de Medicina fueron salvados para completar las bibliotecas de la Universidad de Alcalá)

En el aspecto de ideología política, Cisneros intentó (pues no tuvo tiempo real de poner en marcha todas sus medidas) ser un verdadero reformista que modernizara las estructuras políticas (entre ellas el sistema polisinodial), eliminando el poder de los nobles y mejorando la flota






No hay comentarios:

Publicar un comentario