viernes, 4 de febrero de 2011

EL NÁPOLES DEL SIGLO XVII

Nápoles, rico vergel
de amor, de placer emporio
(Don Juan Tenorio. Zorrilla)
.

Nápoles, paraíso del soldado y baúl inagotable de las delicias de Italia

Pérez Reverte. Corsarios de Levante


Una de las posesiones más antiguas del imperio era el sur de Italia, el llamado reino de las Dos Sicilias. Se trata de una herencia aragonesa aportada por Fernando el católico al matrimonio y era la pieza clave para toda la política mediterránea, especialmente importante en el siglo XVI (Carlos V y Felipe II)
En el siglo XVII el peso económico gira cada vez más hacia el Atlántico y los territorios pierden capacidad estratégica.

Pese a ello Nápoles (la capital del reino) sigue siendo la tercera ciudad más poblada de Europa (con más de 350.000 habitantes, sólo por detrás de Londres y París), y uno de los puertos más activos de todo el mundo bajo la sombra del Vesubio.


Gobernada por virreyes, serán estos y las órdenes religiosas la que acaparen la riqueza, creando una fosa cada vez más profunda con un pueblo en la miseria (algo que, curiosamente sigue ocurriendo).
Esto nos creará una ciudad dual, la popular y la rica.
De la primera aún nos queda una ciudad densa (calles muy estrechas con edificios muy elevados) cuyo barrio más característico serán los llamados Barrios Españoles creados en tiempos de Carlos V




Frente a ellos se encuentra una colección increíble de iglesias y palacios barrocos de nobles y grandes comerciantes.
Os invito a dar un paseo por ellos, pues es lo más parecido que os podéis encontrar hoy en día de lo que sería nuestro siglo de Oro








                          PARA CONOCER MÁS COSAS DE NÁPOLES
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario