lunes, 31 de diciembre de 2012

LAS CAPITALES DE AL ANDALUS (5). MEDINA MURSIYA. MURCIA

Murcia o Medina Mursiya ha sido una de las grandes capitales de Al Andalus. Acaso la menos conocida por la historia o la arqueología, y que solo en los últimos tiempos se está empezando a recobrar gracias a excavaciones.
La ciudad se crearía en tiempos del Emirato independiente (Abderramán II), sustituyendo como capital (en dura pugna con Lorca) de la cora de Tudmar a Orihuela.
Tomada de www.regmurcia.com


De este momento arrancan sus murallas, que lentamente se van redescubriendo, y la creación del alcázar Seguir o mayor, protegido por murallas dentro de la medina.

Su historia fue siempre turbulenta y bastante descentrada, siendo sus momentos de mayor expansión aquellos en donde los poderes centrales se mostraron débiles (en la ciudad existieron 3 taifas independientes).

Tras la caida del Califato, Mursiya pasó a manos de la taifa Sevillana de Al Mutamid y a la amirí de Valencia y sólo en 1084, Ibn Rasiq se convierte en su primer emir independiente.

Imagen tomada de http://www.descubriendomurcia.com
.
Poco   durará  la estabilidad  pues  la  conquista   cristiana  del  castillo  de  Aledo será el detonante para una segunda entrada de los almorávides.
Aprovechando la decadencia de estos, un caudillo militar procedente de la taifa zaragozana, Ibn Mardanís, tomará el control de la ciudad (su segunda taifa).




Este personaje es el famoso rey Lobo de las crónicas cristianas. Bajo su poder la ciudad tiene una expansión prodigiosa que les llega a tomar Granada y a enfrentarse contra los almohades.
Imagen tomada de http://www.descubriendomurcia.com
.
Situación del Alcázar Mayor en el que se han encontrado los restos de una mezquita particular y la rawda del Rey Lobo

De este momento es el famoso Castillejo de Monteagudo, almunia de descanso del emir.

También se han conservado los restos de un oratorio privado y rauda encontrados recientemente bajo San Juan de Dios, en lo que sería el Alcázar Mayor o el origen de su alcázar Seguir como palacio de recreo en la Arrixaca y del que se han descubierto (en el monasterio de Santa Clara) los restos de un jardín de crucero


En 1171 los almohades conquistan la ciudad.
En los años veinte del siglo siguiente se desarrolla la tercera de las taifas comandada por Ibn Hud. Bajo su poder se consigue una espectacular (pero efímera) expansión territorial, como podéis ver en el mapa

Tomado de www.regmurcia.com

Restos de este esplendor se encuentran en el Convento de Santa Clara, antiguo Alcazar Seguir, o en el recién descubierto arrabal de Arrixaca.


 Tomado de  wikipedia
.
En 1242 el acuerdo de Alcaraz entrega Murcia a Alfonso X como territorio protegido, convirtiéndose en uno de los grandes focos culturales de su reinado junto a Toledo y Sevilla.
Sin embargo, el incumplimiento de mucho de lo pactado (especialmente en el reparto de tierras a los nuevos cristianos) dará origen a la rebelión mudéjar (1264). Alfonso X tendrá que pedir ayuda a su suegro, Jaime I, para controlarla.
Tras ella se producirá una huída masiva de los moriscos hacia el reino de Granada mientras la ciudad se incorporaba plenamente a la España cristiana.


Además de los restos ya citados, la Mursiya musulmana hay que encontrarla especialmente en su huerta. Junto a Valencia, la región murciana se reconvirtió totalmente tras la conquista musulmana, convirtiéndose en la gran huerta de Al Andalus.

'Murcia es la hermana de Sevilla. La primera es la huerta del Levante andalusí, la otra es el vergel del Al Andalus occidental [...] pero Murcia saca ventaja a su rival en el aprovechamiento –para riego– de las aguas de su río, pues, a diferencia de lo que sucede en Sevilla, el río de Murcia cabalga sobre su tierra’. Texto árabe del siglo XII
 Red de regadío de Murcia. Tomada de La Verdad

Con el río Segura como eje se organizará una fabulosa huerta en donde se pueden aún observar molinos hidráulicos para la molienda o como bataneros, norias (como la de Alcantarilla o las del valle de Ricote), aljibes, canats, cigüeñales, redes de acequias, azudes...



No hay comentarios:

Publicar un comentario