sábado, 11 de mayo de 2013

El libro del sábado. HAN SHAN. El Maestro del Monte Frío





Maestro del Monte Frío
Llevas largo tiempo así: solitario en tu retiro,
Sin vivir y sin morir
.
Poco sabemos de Han Shan; incluso tal vez no exista, o simplemente sea la etiqueta que le hemos puesto a toda una larga colección de poesías fechadas entre los siglos VII y X en pleno corazón de la China imperial. Las obras de un erminaño (s) que se aleja voluntariamente del mundo para empezar a vivir de forma simple y sincera y, que a través de sus palabras, nos va desgranando el diario (emocional) de un retiro.
De todas formas, qué importa esto. Lo único importante son todas estas palabras recogidas en este volumen que nos dejan un leve poso de eternidad dentro. Un rastro de vacío que está lleno, como tan habitualmente ocurre con las obras inspiradas en la ideología zen.

    


Su lectura (mejor si está hecha de forma azarosa, casi accidental) nos desvelará los fuertes vínculos que unen al hombre con la naturaleza en las religiones orientales, tanto en el plano físico como en el espiritual (la Naturaleza se convierte en un espejo en donde uno mismo puede contemplarse y, tal vez, comenzar a entenderse).
Seremos así testigos de cómo el ermitaño se reconoce en el mundo y comienza a comprender lo terriblemente importante que es lo aparentemente simple, una de las enseñanzas más interesantes que tiene el budismo Chan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario