miércoles, 24 de julio de 2013

SIGÜENZA. UNA CIUDAD MEDIEVAL ENTRE EL PODER CIVIL Y EL EPISCOPAL


Sigüenza es tomada a los musulmanes en 1241 por el arzobispo de Toledo, creándose en ella muy pronto una catedral y el puesto de obispo.
Desde entonces la historia de la Sigüenza medieval es una lucha de poder entre el concejo (el poder civil derivado de la nobleza y los burgueses nacidos del comercio) y el obispo que podemos ver en ciertos lugares que aún podemos visitar.
El poder del obispo se plasmó en su catedral, iniciada en el estilo románico y terminada en el primer gótico y que podéis ver aquí.

Frente a él, el poder civil se situó primero en la explanada del castillo musulmán, luego a las puertas de la iglesia de San Vicente y más tarde a la Plaza de la Cárcel, ya en tiempos de los Reyes Católicos, que como recordáis, querían una centralización de la política municipal.

Sin embargo, ya en tiempos de Carlos V, una de las familias nobles más poderosas del momento (los Mendoza) pondrá a uno de sus miembros en el obispado, creando la actual plaza mayor junto a la catedral como símbolo del nuevo poder del obispo

No hay comentarios:

Publicar un comentario