jueves, 23 de abril de 2015

DESCANSANDO EN EGIPTO

Os invito a entrar en una cómoda habitación con sus muebles de madera (un material escaso a no ser la palmera) y esparto para asientos y respaldos. 


Sin embargo seguro que os sorprenderá mucho más esta curiosa almohada, en realidad, un apoyacabezas, pues los egipcios no utilizaban almohadas como las nuestras, y apoyaban durante la noche la cabeza en instrumentos como éste. Un tanto incómodo, ¿no?













No hay comentarios:

Publicar un comentario