jueves, 9 de febrero de 2017

LA REVUELTA MAU MAU


La progresiva apropiación de las mejores tierras por parte de la población blanca de Kenia a partir de 1920 fue provocando una serie de tensiones entre la principal tribu del país, la kikuyu.
Una parte de sus miembros fueron empleados por los los colonos blancos (aunque como jornaleros, pues nunca se les quiso dar el poder de la tierra) mientras que otros fueron expulsados de sus antiguas tierras con las compras masivas, generando un fuerte éxodo rural que amplió enormemente la población de Nairobi
Frente a las protestas nunca atendidas por la administración británica dentro de esta población desplazada se fueron ampliando los grupos clandestinos creados desde los años 20 y 40 (como el Forty Group o la KAU/KAC)
Iniciada en 1947, la rebelión Mau Mau fue, en realidad, dos conflictos: contra la potencia dominadora pero también contra la propia población autóctona que trabajaba para los colonos europeos y que defendía sus intereses a la vez que lentamente había ido tomando su cultura (como la propia religión cristiana).
En el conflicto se sucedieron matanzas constantes por ambos bandos a la vez que el gobierno inglés practicaba una política de entregar las tierras incautadas a los rebeldes a los kikuyu colaboracionistas, creándose una clase media de propietarios que aún perdura en la actualidad.
Como principal líder de la rebelión destacó Jomo Kenyatta, que fue encarcelado durante su desarrollo y más tarde aislado en una remora aldea. Sin embargo su liderazgo fue crucial, especialmente cuando, a partir de los años 60, con una nueva situación internacional proclive a la descolonización, Kenia obtuvo su independencia, siendo su primer ministro


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada