lunes, 8 de enero de 2018

BEATO DE LIÉBANA Y SU LABOR POLÍTICA Y RELIGIOSA

La imagen del mundo en los tiempos del Beato. Uno de los primeros mapamundis de la historia

Beato de Liébana es una de las figuras más fascinantes de nuestra Edad Media. Monje, consejero real, brillante polemista, hábil escritor…
Poco sabemos de su vida, que fue abad de San Martín de Turieno –hoy Santo Toribio–en la segunda mitad del siglo VIII.
Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Lo fundamental de su memoria fueron sus obras literaria, como el libro que escribe contra el adopcionismo de Elipando de Toledo.
 En el fondo, esta querella religiosa tenía un trasfondo político, pues romper con Elipando también era romper con Toledo, la antigua capital visigoda y ahora en manos de los musulmanes. Si lograban quitarse de su control permitiría la independencia del recién creado reino Astur, que está buscando excusas religiosas en su lucha contra los musulmanes.

Y es que Beato es, además de monje, un consejero político. Al modo de Alcuino de York con Carlomagno, utilizará la religión para apuntalar al nuevo reino.
En
 ese sentido escribe otra de sus más famosas obras: un himno litúrgico, en el que se invoca a Santiago como cabeza de España.
Esta reinvención del Apostol (que jamás estuvo en España) era una nueva maniobra política. Al igual que los musulmanes tenían a Mahoma y su yihad para luchar, Beato quiere dar a los cristianos un santo guerrero que les acompañe en sus batallas (Aquí ya lo explicamos más detalladamente)

El tercer gran libro, sus Comentarios al Apocalipsis (776), cumple una doble función. Por una parte es una guía para sacerdotes para explicar el texto, sumamente simbólico y difícil de entender. Por otra, de nuevo está la política. El futuro año mil y el fin de los tiempos que plantea el libro es una forma de animar a la guerra santa contra los musulmanes (el Anticristo).
Algunos fragmentos y las ilustraciones del mismo los tenéis en Biombo Histórico

En el próximo artículo veremos las iluminaciones de este libro, claves para entender el futuro románico


Para saber más


No hay comentarios:

Publicar un comentario