miércoles, 3 de abril de 2013

LA CURIOSA BODA DE ISABEL Y FERNANDO


Realmente aquella boda que iba a cambiar toda la historia de España fue realmente un culebrón.
Isabel (hermana del rey, Enrique IV) tenía tres pretendientes que habrían generado distintos distenos para Castilla:
. Carlos de Valois (francés, que habría unido Castilla y Francia)
. Alfonso V de Portugal con el que se uniría Portugal y Castilla
. Fernando, heredero de Aragón.

Se eligió el tercero (acaso uno de los reyes más astuto del siglo).
Sin embargo, la boda no fue fácil. Ni Portugal ni Francia querían una unión de Castilla con Aragón. Tampoco lo quería la alta nobleza castellana ni muchos aragoneses.

Por eso la boda se hará en secreto, en Valladolid. Isabel tendrá que ser rescatada de su encierro en Madrigal de las Altas Torres por el arzobispo de Toledo. Fernando viajó disfrazado de comerciante y a punto estuvo de morir por una piedra tirada desde las almenas  de Burgo de Osma.

Pero si todo esto fuera poco, los novios eran parientes y tuvieron que pedir una bula al Papa (luego se demostró que este testamento era falso, creado por el propio Fernando).

Cinco años después de la boda, el rey Enrique IV muere e Isabel llega al trono de Castilla. Sin embargo, Enrique tenía una hija, Juana, que las malas lenguas decían que era ilegítima (de su favorito, Beltrán, por ello lo de Juana la Beltraneja).
A Juana pronto le apoyaron Portugal (pues existía un acuerdo de boda entre Juana y el rey portugués que se hizo efectivo al año siguiente) y la gran nobleza castellana.
Estalló entonces una guerra civil de casi dos años de la que resultó ganadora Isabel, firmándose el acuerdo de Alcaçobas  con Portugal 

Imágenes tomadas de Wikipedia

                      TODOS NUESTROS POST SOBRE LOS REYES CATÓLICOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario