sábado, 22 de junio de 2013

El libro del sábado. LAS ÚLTIMAS AVENTURAS DEL CABALLERO ALMAFIERA. ESLAVA GALÁN


Resulta difícil decir esto del autor del en busca del Unicornio, Rey Lobo, la Mula, Guadalquivir, Roma de los Césares…, pero a mi me ha resultado la más profunda y de mayor aliento novela histórica que ha escrito este jienense.
Magnífica por muchas razones.
Espectacular por su trabajo de documentación sobre la Hispania del siglo XIII, sus usos y costumbres en donde se entremezclan las formas castellanas, las aragonesas, las andalusíes, las ultrapirenaicas o, incluso, las bizantinas que nos hablan de gastronomía, de supersticiones, religiosidad, relaciones sociales, cátaros y otras herejías; alta política que se entremezclan con los sistemas feudales…

 El escenario de la batalla desde el recién inaugarado Centro de Interpretación de las Navas de Tolosa

El trabajo de documentación es increíble, pero tan bien dosificado que apenas si es perceptible, especialmente en el desarrollo de la batalla de las Navas deTolosa, que es el verdadero protagonista de toda la historia, pero también otros escenarios perfectamente dibujados (la Aljafería de Zaragoza, Toledo, Calatrava…)


La Aljafería



Junto al paisaje, también resultan fascinantes los personajes. Las semblanzas históricas de los ciertos (Alfonso VIII, Leonor de Aquitania, Miramamolín, Jiménez de Rada…) se entremezclan con la de los posibles (el caballero, el pechero, el juglar, la dama malcasada, la abadesa, el cruzado…) con un personaje bello y atormentado (Almafiera) que vive su historia de amor que le redima de una vida de guerras y otros tantos horrores.

Por si fuera poco, toda la obra es un verdadero ejercicio de estilo. La obra la narra un trovador que impone un ritmo poético (aunque a menudo demasiado rebuscado para un alumno de secundaria) que es sumamente bello en su arcaísmo, quijotesco en su ironía, cínico a la vez que poético.
Gracias a este novedoso recurso lo histórico se entremezcla con lo poético (que de nuevo es histórico al enseñarnos toda una forma de comprender y explicar su mundo) y le deja paso libre al autor para, sin romper las lógicas, hablar de temas actuales, desde la comida desestructuradas a las tradicionales citas a sus amigos.

Entre estos temas la novela rezuma (desde el amor cortés) carnalidad y no se arredra ni ante el maltrato de género ni ante la sexualidad, que es uno de los verdaderos ejes de la obra, entendida como una de las formas máximas de libertad que le quedan al hombre, un camino hacia la felicidad siempre y cuando se eliminen los prejuicios y los juicios de valor y se condenen las violencias y las coacciones.


En resumen, una obra que fascinará tanto al que busque historia como al que quiera gran literatura y desee zambullirse en un discurso del que (busque lo que busque) siempre encontrará mucho que meditar y aún más que disfrutar.
            




No hay comentarios:

Publicar un comentario