sábado, 23 de abril de 2016

El libro del sábado. LA HORA DE QUEVEDO. Baltasar Magro


Interesante novela para conocer en mayor profundidad a una de las figuras claves de nuestro siglo de Oro, y no sólo en su aspecto literario sino en lo político y social, dada las constantes veleidades del escritor por la política.

La obra se plantea como una especie de testamento del propio Quevedo escrito en sus últimos meses, entre la Torre de Juan Abad y Villanueva de los Infantes, y quizás aquí se encuentre lo menos valioso de la obra, un cierto tono de conmiseración que se cuela entre los múltiples arrepentimientos que sufre el escritor al recordar su vida (da la impresión de una especie de "lavado de cara" del protagonista, intentando hacerlo más políticamente correcto cuando, en el fondo, era la perfecta representación de nuestro Siglo de Oro, en sí más lleno de sombras que de luces).
Por otra parte me ha resultado chocante el tratamiento de algunos episodios (el nunca ocurrido duelo con Pacheco, maestro de esgrima, o la versión que da de la Conjura veneciana).
Pese a estos puntos, la obra es sumamente interesante pues, como ya decíamos, no sólo se basa en su faceta literaria (disfrazando hábilmente en la narración múltiples frases del propio Quevedo) sino también la política, analizando sus relaciones con Pedro Téllez (tercer duque de Osuna) en tierras italianas, el duque de Medinacelli y sus conversaciones de claro tono arbitrista  o el propio Conde Duque con el que tan ambivalentes relaciones tuvo.
Gracias a ello permite reconstruir, desde una mirada crítica, la progresiva destrucción del poder político (desde el nepotismo de Lerma a la soberbia del Conde Duque) y sus calamitosas decisiones en política internacional o en economía que terminarían por llevar al Imperio al colapso.

.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada