miércoles, 21 de septiembre de 2016

EL GOBBO VENECIANO


No solamente Roma tiene estatuas parlantes como el Pasquino.
En Venecia también podemos encontrar ejemplos, como el Gobbo del Campo Giacomo de Rialto.

Se trata de un hombre arrodillado (gobbo es jorobado en dialecto) esculpido por Pietro de Saló en 1541, junto a una pequeña columna de pórfido traída desde Acre en 1291

La escultura tuvo múltiples funciones. 
En un primer momento sirvió a las autoridades para proclamar desde la parte alta de la escalera que sujeta las leyes, siendo también el lugar en donde acababa la penuria de los condenados a azotes desde la plaza de San Marcos (cuando la besaban).

Sin embargo su gran función fue la de expositor de pasquines que se quejaban del gobierno o injuriaban a autoridades y aristócratas.

Su fama fue tal que incluso llegó a comunicarse a través de pasquines con el propio Pasquino de Roma.

Así le dice a la estatua de la ciudad eterna
Tengo el diablo atrapado en la joroba
Estoy marcado por Dios, que esto te baste
Por sabiduría y comparación de mi metal
Soy bueno para encontrarte los trastes [*referido a la parte del instrumento musical]
Soy bueno para entrar, soy bueno para salir del baile […]

(Tomado de losreinosdelasindias).




Shakespeare se inspiró en él para uno de los personajes del Mercader de Venecia



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada