martes, 13 de septiembre de 2016

LOS BORBONES Y LAS INDIAS, UNA NUEVA FORMA DE CONTROL


Dentro de la visión economicista de los borbones que ya analizamos aquí, la nueva dinastía cambió su forma de relacionarse con las Indias, un territorio de conquista y evangelización en el XVII, en donde sólo los metales preciosos (controlados por la Corona) eran objeto de explotación intensiva.
Para ello se promovieron los modelos holandeses de Compañías de Comercio o los navíos de registro que rompieron el monopolio comercial de la Flota de Indias, trasladada a Cádiz ante el progresivo encenegamiento del Guadalquivir y la decandencia hispalense.


Estas medidas se multiplicaron en tiempos de Carlos III, que terminó por excluir a los criollos de la administración y se reforzó la autoridad de la metrópolis a través de la figura del Intendente con especial interés por la recaudación de impuestos (ambas acciones crearán el caldo propicio para los movimientos de emancipación que se sucederán a principios del XIX, cuyo primer esbozo se producirá en Perú, revuelta de Tupac Amaru).
De la misma manera que ocurrió en España, se expulsó a los jesuitas (1767), anexionándose numerosas misiones, especialmente en la zona de Paraguay (este es el argumento de la famosa película La Misión)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada