miércoles, 19 de abril de 2017

ALFONSO XIII. LA CRISIS DEL 17

Durante el verano y el otoño de 1917 hay una crisis triple que dejará a la monarquía de Alfonso XIII en un crisis que ya será permanente hasta la llegada de la Dictadura de Primo de Rivera.

Algunas de sus causas generales podrían ser

·    Un desarrollo económico que no va acompañado de una redistribución social de los beneficios.
· Un sistema político que no asume una realidad social nueva, con un crecimiento de las organizaciones obreras y catalanistas.
·    Descontento en algunos grupos del ejército

Las fuerzas militares principales que inciden en la crisis constitucional de 1917 son tres: militares, burgueses y obreros.


A) LAS JUNTAS MILITARES.

Desde 1916 existe un profundo malestar entre los oficiales. La causa, unos exámenes programados para el ascenso a mandos que chocan con las aspiraciones de promocionar por antigüedad. Se perciben como discriminatorios los rápidos ascensos por méritos de guerra de los militares africanistas.
Existe, además, un problema de fondo: la reducción de la capacidad adquisitiva de sus salariados.
La protesta comienza en Barcelona y muy pronto se organiza una Junta de Defensa Militar para defender sus posiciones.
Tras un intento de disolución (Romanones), terminarán por aceptarse en 1922, dando un poder cada vez mayor a los militares e la vida política española.

B) LA ASAMBLEA DE PARLAMENTARIOS.

El 5 de julio de 1917, se reúne en Barcelona (Francesc Cambó, Lliga) una asamblea que reivindica la apertura de un proceso constituyente que reorganice el Estado. Se hace un llamamiento a todos los diputados españoles para congregarse en Barcelona.
El 19 de julio se reúnen en Barcelona 68 parlamentarios pertenecientes a los sectores catalanista, republicano y socialista, pero apenas puede llevar adelante sus trabajos, ante la respuesta del Gobierno, que la disuelve mediante el empleo de la fuerza.

C) LA HUELGA GENERAL DE 1917.

La carestía de vida, producida por la subida de los precios, es el origen de un amplio movimiento huelguístico que acelera la unidad de acción sindical entre la UGT y la CNT. (El clima político creado es considerado por las direcciones de los sindicatos como el idóneo para convocar una huelga general)
Un manifiesto conjunto recoge los objetivos de la huelga. Señala el carácter pacifico del movimiento y la necesidad de no entrar en colisión con el ejército, pero el Gobierno decide recurrir al ejército y declara el estado de guerra en las grandes capitales
La asamblea de Parlamentarios tampoco secunda el movimiento y se sucede una amplia represión (muerte de mas de 60 obreros y 2000 detenidos, dirigentes socialistas, Largo Caballero, Anguiano y Saborit, y el profesor Besteiro, son juzgados en septiembre y condenados a cadena perpetua).









No hay comentarios:

Publicar un comentario