sábado, 22 de abril de 2017

El libro del sábado. DOS NOVELAS DE JAVIER CERCAS PARA ACERCARSE A LA GUERRA CIVIL


Hace unas semanas, una compañera del trabajo, siempre tan atenta a la vez que discreta, me regaló el último libro de Javier Cercas, el Monarca de las Sombras.
Su lectura fue cosa de una semana, pues el libro es magnífico, y nada más acabarlo tuve la necesidad de leer sus Soldados de Salamina con el que tantas cosas tiene en común, como si fueran dos espejos enfrentados.


En ambos se habla de la Guerra Civil desde una perspectiva totalmente humana. Una visión cercana, llena de pequeños acontecimientos que olvidan los historiadores.
En los Soldados de Salamina, el protagonista (que realmente, luego no lo es) es Sánchez Mazas, el ideólogo de la Falange, y su fusilamiento frustado, tras el que vaga por los bosques de Girona hasta que unos Amigos del Bosque le cobijan y le permiten sobrevivir.
En el Monarca de las Sombras le historia se acerca mucho más al escritor, pues se trata de un familiar de su pueblo natal, Ibrahernando, que se afilia a la Falange y entra en la guerra para morir en la Batalla del Ebro.
En ambos, el autor tiene gran interés por conocer la vida anterior de sus personajes y, gracias a ella, describir los últimos momentos de la Segunda República, como si en el fondo quisiera llegar a comprender las causas (concretas, humanas) que hacen de una persona un soldado que quiere matar. (Fantástica su aproximación a lo que significó la Falange en estos momentos históricos, así como su pronta muerte a manos de Franco)
De la misma manera, las novelas se plantean desde la actualidad, con el propio escritor como un personaje más que va narrándonos su investigación de los personajes y los hechos y que nos permite, también, seguir hablando de la Guerra como pasado y ver sus consecuencias humanas a largo plazo.

Méritos literarios aparte (que son muchos, y más aún en la obra más reciente), las obras son magníficas para comprender la guerra sin heroísmo pero tampoco sin falsas lástimas, y empezar a vislumbrar  la cantidad de acontecimientos de estos momentos en donde (como decía Baricco) la experiencia se acelera y se vive con una intensidad imposible que comprender en tiempos de paz.
También son unas obras magníficas para pensar sobre nuestra guerra pero también sobre todos los tabúes e ideas ya consolidadas sobre ella que aún nos siguen rondando, pues realmente nunca hemos sabido cerrar convenientemente este capítulo.
Unas lecturas para reflexionar sobre el ayer pero también sobre el hoy, algo muy necesario, casi imprescindible



.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario