miércoles, 29 de septiembre de 2010

VAMOS A VER CÓMO ERA LA SOCIEDAD ESTAMENTAL DEL ANTIGUO RÉGIMEN. I LOS PRIVILEGIADOS. EL CLERO

Como muy pronto veremos, el clero fue muy mal visto por los ilustrados, que lo atacaron sin cesar. Os traigo aquí la obra de Goya (sus Caprichos), que nos puede servir para entender sus principales vicios y darnos cuenta de por qué se les criticaba por parte de los ilustrados, pues veían en ella un freno al progreso y a la razón
Esto es, según Goya, la perfecta imagen de la Sociedad Estamental, en donde unos burros (nobleza y clero) viven sobre las espaldas de los campesinos (los únicos que trabajaban y pagaban impuestos)

Otro sobre lo mismo, pero aún más bestia
¿Por qué esconderlos? (las bolsas de dinero). Sobre la avaricia del clero


Lo que puede un sastre.
O el inmenso poder ideológico del clero ante los campesinos incultos


Están calientes
¿Por la comida, por el vino, por el sexo? En muchas ocasiones los votos no se respetaban demasiado

Otra vez la lujuria del clero

Y si con esto no ha quedado claro, fijaros en esta imagen (Hogart) y en este pequeño texto
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/4c/William_Hogarth_1760_rabbit_woman.jpg
Sí. Cuatro hombres hacían falta, los cuatro con vistosa y fastuosa indumentaria para llevar el bendito chocolate hasta los labios de monseñor. Un lacayo traía la chocolatera; un segundo lacayo desmenuzaba el chocolate y lo revolvía con el molinillo; el tercero presentaba ceremoniosamente la servilleta, y el cuarto servía el chocolate a monseñor. Habría sido imposible para monseñor prescindir de uno solo de aquellos servidores de su chocolate sin caer del elevadísimo sitial que ocupaba bajo la admiración de los Cielos. Que sólo se lo hubieran servido tres habría sido indigno, una de las manchas más nefastas que podían afear su blasón. La reducción a dos habría supuesto para él la muerte.
(Ch. Dickens: Historia de dos ciudades. Pags. 109 y ss.)



No hay comentarios:

Publicar un comentario