miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL MADRID DE LOS ESCRITORES DEL SIGLO DE ORO (I Parte)



Parece mentira que en tan escaso espacio pudiera reunirse tanto talento. Parece también mentira que tal sobreabundancia pase tan desapercibida por las guías turísticas. Y es que menos de tres minutos de paseo (cronometrado) nos encontraremos con Cervantes, Lope, Quevedo, Góngora y Calderón de la Barca.

Iniciamos nuestro recorrido por el espacio que fue el antiguo mentidero de representantes, en donde se reunían autores (que eran los empresarios), escritores, comediantes y toda la farándula literaria de Madrid.

A dos pasos de allí, en la calle Cervantes, en pleno barrio de las Letras, a unos pasos de la calle Huertas, vivió en sus primeros números Cervantes. El Cervantes de su segunda vida, el del desengaño, en el que murió en la miseria y desencanto ante un mundo que comenzaba lentamente a derrumbarse
Una placa nos recuerda cual fue su casa.



Pero si avanzamos un poco por la misma calle, nos encontraremos con la casa de Lope de Vega, su gran enemigo, el fénix de los ingenios, el gran triunfador. A ella le dedicamos este post
Pero la cosa no termina ahí. En una bocacalle (la calle Quevedo, antes Niño) vivió primero Góngora y, más tarde, la casa fue comprada por Quevedo con el sólo objetivo de darse el gustazo de desalojar a su mortal enemigo.

Desde sus propios balcones es visible el Monasterio de las Trinitarias, obra barroca tardía (XVIII) en donde vivieron las hijas de Cervantes y Lope como monjas, fue enterrado Cervantes y el propio Calderón de la Barca entró con su espada desenvainada intentando acabar con una afrenta. Toda una comedia de capa y espada, como entonces tanto éxito tenían


.

1 comentario:

  1. El Cervantes en su "primera vida" nació en Alcalá de Henares, ciudad patrimonio

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog).
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)