miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL MADRID DE LOS ESCRITORES DEL SIGLO DE ORO (I Parte)



Parece mentira que en tan escaso espacio pudiera reunirse tanto talento. Parece también mentira que tal sobreabundancia pase tan desapercibida por las guías turísticas. Y es que menos de tres minutos de paseo (cronometrado) nos encontraremos con Cervantes, Lope, Quevedo, Góngora y Calderón de la Barca.

Iniciamos nuestro recorrido por el espacio que fue el antiguo mentidero de representantes, en donde se reunían autores (que eran los empresarios), escritores, comediantes y toda la farándula literaria de Madrid.

A dos pasos de allí, en la calle Cervantes, en pleno barrio de las Letras, a unos pasos de la calle Huertas, vivió en sus primeros números Cervantes. El Cervantes de su segunda vida, el del desengaño, en el que murió en la miseria y desencanto ante un mundo que comenzaba lentamente a derrumbarse
Una placa nos recuerda cual fue su casa.



Pero si avanzamos un poco por la misma calle, nos encontraremos con la casa de Lope de Vega, su gran enemigo, el fénix de los ingenios, el gran triunfador. A ella le dedicamos este post
Pero la cosa no termina ahí. En una bocacalle (la calle Quevedo, antes Niño) vivió primero Góngora y, más tarde, la casa fue comprada por Quevedo con el sólo objetivo de darse el gustazo de desalojar a su mortal enemigo.

Desde sus propios balcones es visible el Monasterio de las Trinitarias, obra barroca tardía (XVIII) en donde vivieron las hijas de Cervantes y Lope como monjas, fue enterrado Cervantes y el propio Calderón de la Barca entró con su espada desenvainada intentando acabar con una afrenta. Toda una comedia de capa y espada, como entonces tanto éxito tenían


.

1 comentario:

  1. El Cervantes en su "primera vida" nació en Alcalá de Henares, ciudad patrimonio

    ResponderEliminar