lunes, 27 de junio de 2011

UN TEXTO PARA TRABAJAR SOBRE LA CASA CELTÍBERA



La estructura exterior del hogar estaba formada por zócalos de piedras colocados a media altura. Levantando a continuación paredes de adobe convenientemente mezclado con paja para dar mayor firmeza a los tabiques.
La casa poseía un corral que podía llegar a albergar si alguna situación así lo requiriera, una gran cantidad de ganado, aunque ellos solo contaban con seis escuálidas cabras, dos ovejas y un espléndido gorrino. Disponer de animales aseguraba el sustento para poder afrontar mejor, los largos y duros periodos invernales que padecían en aquel territorio.

El resto de las estancias que componían la casa estaban ya terminadas. El gran vestíbulo de la entrada, la despensa y la espléndida sala principal donde pasarían la mayor parte de su tiempo, dedicándolo principalmente para tejer y cocinar o convocar a sus parientes y amigos entorno a unos excelentes guisos, con los que departir sobre temas familiares y sociales. A su vez, esta sala sería utilizada como el lugar donde acomodarse para descansar o disfrutar de maravillosos, apasionados y discretos momentos junto con los amantes correspondientes, siempre tumbados sobre unas esterillas colocadas en el suelo, endurecido previamente con pasta de yeso.

Tomado de Arlen el Guerrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario