domingo, 6 de noviembre de 2011

¿SABÉIS CÓMO CRECEN LAS MONTAÑAS? Un cuento pedagógico de los Animales imaginarios.


Todo empezó un día en los Pirineos. Estábamos delante de unas montañas altísimas, y el Otro Koala, mi mejor amigo, me dijo:
- Oye, Koala, ¿tú crees que estas montañas siempre han estado aquí?
- Pues claro, Otro Koala, van van a ir corriendo por ahí. ¿Por qué me lo preguntas?
- Porque mi papi un día me dijo que las montañas a veces crecen.
- ¡Pero cómo van a crecer! ¡Estás tonto?
- No son tonterías, Koala –dijo entonces el Elefantito, y luego siguió dando su paseo de media tarde sin decir más.
Nosotros, los Koalas, nos quedamos así, como parados. ¿Cómo podían crecer las montañas?, nos preguntábamos.
-Pues porque las empuja alguien – dijo el Rinoceronte.
-¿Pero tú sabes cuánto pesa una montaña? Es imposible –dijo la Jirafita.
- Pues las empujaron rinocerontes prehistóricos.
-O diplotocus – que así llamamos nosotros a los dinosaurios.
Y en eso estábamos cuando el Elefantito vino de paseo de vuelta y nos dijo:
-Son las placas tectónicas, so tontos.
-¿Y eso se come? –preguntó el Pulpo.
-No, son trozos de la parte de arriba de la tierra que flotan en la lava de dentro.
-¿La lava que sale por el miedo de los volcanes?
-Esa –dijo el Elefantito, y siguió su paseo.
Y es que, desde que descubrió que le había engordado el culillo, el Elefantito no para de dar paseos y te deja así, mas liado aún.
-Yo sigo pensando en que son Rinocerontes prehistóricos –dijo el Rinoceronte, pues ya sabéis lo cabezón que es.

-Ya he dicho que no –le contestó el Elefantito que ya venía otra vez.
-Vaya paseo más corto que has hecho ahora –le dijo la Jirafita.
-Es que me canso.
-Pues siéntate - le contestó el Camello.
-No, que tengo gordo el culillo –y se marchó otra vez.
-Yo creo…-comenzó a decir el Rinoceronte.
-¡Qué fueron Rinocerontes prehistóricos! –le dijeron todos.
-Pues no, listos, iba a decir diplotocus.
-¡Qué son las placas! –nos gritó
el Elefantito desde su paseo, esta vez más lejos.
Y así seguimos un buen rato, como si nos hubiéramos metido en un círculo, repitiendo las cosas.
-¿Y si le preguntamos a Vicentito que es muy pedagógico?- dijo al final la Jirafita que a veces tiene grandes e inesperadas ideas.
Nos fuimos a buscarlo. Estaba con el señor ordenador, mirando unas cosas en Internet.
-¿Cómo es que se hacen las montañas, Vicentito?
-Por las placas tectónicas, que empujan unas contra otras, mirad, aquí tenéis un dibujo que hizo un alumno hace unos años.


- Pero no hay rinoceronte prehistóricos – dijo el que ya podéis imaginar
- Claro, Rinoceronte, son las placas tectónicas. Quizás lo veáis mejor en este vídeo que explica cómo se formó el Himalaya, en la India
- ¡Hala! – dijimos todos; hay que ver qué brutas son las placas tectónicas.
-¿Lo veis? –gritó desde lejos el Elefantito.
Luego nos sacó la lengua y siguió su paseo, pues realmente tiene el culillo muy gordo y, con lo presumido que es, no puede aguantarlo.

Vera- San Juan de Terreros; agosto 2011
.
Si queréis ver otro vídeo, pinchad aquí, y si queréis saber más cosas, aquí las tenéis
Si quieres conocer más historias de los Animales imaginarios en este blog entra aquí.
Si quieres ver su famosísimo Diario, lo publicaron aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario