miércoles, 21 de diciembre de 2011

NUESTRA FANTÁSTICA COMIDA INTERCULTURAL



Hoy nos hemos puesto realmente las botas comiendo, pero ha habido mucho más.
No sólo ha sido sarmale, Mich, maizena o patatas a lo pobre... Ha sido mucho más.
Durante estas tres horas hemos podido conocernos mucho mejor y aprender muchas cosas gracias a la comida. Hemos sabido de dónde viene la patata o de la herencia musulmana que tienen nuestros dulces.
Y así, a lo tonto, nos hemos contado algunas de nuestras tradiciones y algunos han oído por primera vez algo sobre la Fiesta del Cordero musulmana o nos hemos enterado de cómo se celebran las Navidades en Rumanía.
Hemos comido, aprendido y ahora sabemos un poco más de los otros, que era lo verdaderamente importante. Pues queríamos que supiérais lo diferentes que somos y, sobre todo, que esas diferencias no nos pueden separar, sino todo lo contrario, nos ayudan a ser mejores, a vivir mejor y aprender cosas nuevas (con la cabeza pero también con el estómago).
Además, hemos leído cuentos (nuestros propios cuentos) para reír o para ponerse un poco triste
Y encima de todo eso nos hemos reído un rato.

¿Quién nos iba a decir esto a principio de curso? Ha sido una jornada fantástica y muy agradable que habrá que repetir ¿no?

Yo, por mi parte, quiero daros las gracias por todo, y también a todos los profesores que han colaborado y, sobre todo, a vuestros sufridos padres y madres que han cocinado estos platos tan exquisitos.
Durante estas vacaciones navideñas iré colgando las fotos y recetas de vuestros platos para que no se nos olviden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario