miércoles, 24 de octubre de 2012

CARLOMAGNO. DEL IMPERIO AL MITO


Hoy hemos estado repasando la figura de Carlomagno, sus victorias militares, sus marcas defensivas, su sistema económico que anuncia ya el futuro feudalismo o su propia coronación por el Papa.

Hemos visto también su aprecio a la cultura (tan extraño en un mundo tan sumamente agresivo y violento), su apoyo a los sabios del momento con los que se rodeó en su corte de Aquisgrán o su recuperación del mundo romano y bizantino en su capilla palatina.

Como ya hemos visto, su imperio duraría bien poco, pues su propio hijo en el tratado de Verdún dividiría sus territorios.
Todo esto y la evolución del imperio lo puedes ver en estos dos vídeos


Lo que sí duró mucho tiempo fue su historia, volviéndose muy pronto legendaria. Poco a poco su figura se convirtió en un verdadero mito, el del soldado que lucha por el Imperio y por Dios, que será la inspiración para los caballeros feudales.
Trono de Carlomagno en Aquisgrán

No es por tanto extraño que su figura aparezca una y otra vez en el arte, la literatura o las tradiciones medievales como una imagen del honor, el valor, la religiosidad...
Capitel de Carlomagno. Estella

En Francia aparecerá en los cantares de gesta (poesías épicas recitadas por los juglares) como el Cantar del Roldán, que estudiaremos en el feudalismo para entenderlo mejor.

Lo vincularán también como uno de los primeros peregrinos del Camino de Santiago.
En Italia del sur, antiguos vikingos que terminarán conquistando Sicilia lo recordarán en un entretenimiento muy popular: unas marionetas llamadas pupi en donde el caballero cristiano (Carlomagno) combatirá contra los musulmanes para salvar a la dama.

En el arte su figura se utilizará su figura en numerosas representaciones que estamos usando en este pot, siendo su capilla palatina el origen de algunas iglesias románicas de planta centralizada.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario