sábado, 13 de octubre de 2012

El libro del sábado, SEDA. Alessandro Baricco




Corría el año de 1861. Flaubert estaba escribiendo Salambó, la iluminación eléctrica era todavía una hipótesis y Abraham Lincoln, al otro lado del océano, estaba combatiendo en una guerra de la cual no vería el fin

Quien no haya aún descubierto a Baricco se está perdiendo uno de los autores europeos más rico en matices, bello y exquisito de las últimas décadas.
Por eso, para el que no lo haya descubierto, le invito a hacerlo por el libro que le catapultó a la fama: Seda. Una centena de páginas de una belleza extrema en donde cada palabra está medida, limpiada hasta hacerla brillar levemente antes de engarzarse en la prosa.
La historia es sencilla (o tal vez no). Un empresario decimonónico que desde Francia emprende cada año un viaje fascinante que le llevará hasta Japón para comprar allí miles de huevos de gusanos de seda. Durante estos viajes conocerá una especie rara de amor que le condenará durante años.
Eso es todo, o tal vez no, pues el libro es tan rico en sugerencias que el lector se envolverá en él igual que en seda, una túnica magnífica que apenas si es nada pero contiene todas las sutilezas inimaginables.
Pues su estilo es como un largo haikú, increíblemente bello en su simpleza, cotidiano y a la vez poético, breve pero intenso, con un final inesperado que, a la postre, parece el único lógico
Hace unos días hablábamos de Soseki y la estética oriental que ahora volveréis a encontrar en su manera abreviada, reconcentrada como una esencia que cuenta mucho más de lo que nos puede parecer. Poesía en una narración, elipsis, repeticiones, momentos de intenso brillo en medio de lo cotidiano… Puede parecer imposible, pero Baricco con este libro logró crear un mundo entero de sensaciones con cien páginas


Otros libros de Baricco en nuestros blogs



No hay comentarios:

Publicar un comentario