lunes, 18 de febrero de 2013

EL COMERCIO MEDIEVAL (2). LAS FERIAS

Con el aumento de las grandes rutas comerciales (aquí puedes ver varios mapas y un ejercicio de localización) se hizo necesario lugares en donde los principales comerciantes se pudieran de una forma periódica y cerrar tratos.
Las primeras que aparecerán serán las de la Champaña, precisamente por su perfecta situación geográfica (entre los dos grandes centros comerciales del medievo: Flandes con sus paños e Italia al que acudían todos los productos exóticos de la ruta de la seda como seda, especias). Además también confluían en ellas los alemanes con sus cueros, los productos de la Hansa (especialmente el ámbar y las pieles), los vinos franceses o los productos andalusíes.



.
Primero patrocinadas por los condes y más tarde por el propio rey de Francia, eran principalmente cuatro que se establecían a lo largo del año. Alcanzaron su máxima extensión en el siglo XIII.
Además de estas ferias existieron muchas otras más locales. A finales de la Edad Media en la Corona de Castilla fueron especialmente importantes las de Medina del Campo, en las que se contrataba casi toda la lana que se producía en Castilla y viajaba para el norte de Europa.
Muy cerca de aquí, fueron famosas las ferias de Alcalá (que todavía hoy se celebran a finales de agosto) concedidas como privilegio por los distintos reyes (Alfonso VIII, Alfonso X, Fernando IV).
Plaza de las ferias. Medina del Campo

En estas ferias no se compraba verdaderamente, sino que se hacían negocios. Los comerciantes llevaban un muestrario de sus mercancías que enseñaban a los compradores. Viendo el género se firmaban los contratos en donde se establecía el precio, las cantidades y las fechas en las que se haría su entrega.
Como ésta entrega era posterior no se pagaba directamente en las ferias sino que se inventó un nuevo instrumento: la letra del cambio. Un papel firmado por comprador y vendedor que se cobraría cuando llegara el género a través de los banqueros.
Ésta que os enseño es de Medina del Campo (tal vez el origen de las primeras letras de cambio) 


















                  TODOS NUESTROS POST SOBRE LA CIUDAD MEDIEVAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario