sábado, 30 de octubre de 2010

DON JUAN TENORIO O EL ROMANTICISMO ESPAÑOL

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:y-uT8Pye2eJ8ZM:http://img246.imageshack.us/img246/2528/tenorio00mv4.jpg&t=1

Estamos a punto de iniciar el Romanticismo y qué fecha mejor que ésta (los prolegómenos del Día de Difuntos) para hablar de una de las obras claves de este periodo en España: Don Juan Tenorio de Zorrilla.
En ella pese mucho la tradición de nuestro teatro del Siglo de Oro (que el neoclasicismo intentó olvidar pero ahora renace con fuerza), basándose en ciertas ideas de Tirso de Molina (El convidado de piedra) para su escena final.
Se recurre, además, a uno de los temas más queridos del romanticismo, la historia, aunque vista desde una óptica particular, aquella que busca la aventura, los grandes ideales... (como ya había hecho Scoot en su conocido Ivanhoe). En el Tenorio la época es la de Carlos V, con continuas referencias al gran imperio español (especialmente a los territorios italianos) y a su gran enemigo (Francia)
Por otra parte, no puede ser más romántica la idea de Don Juan, hombre sin escrúpulos que busca la aventura, la gloria y las conquistas amorosas en la primera parte, y rendido a la misericordia divina, nostálgico y oscuro en la segunda. Por medio de sus aventuras conoceremos primero la pasión y la excitación de la conquista para luego encontrarnos el amor y más tarde con la muerte.
Con él escalaremos conventos para raptar novicias, veremos duelos (las famosas obras de capa y espada que hiciera famosas Lope de Vega), apuestas, espectros y cementerios, nos encontraremos con el típico personaje de la Celestina (Doña Brígida) o con el del gracioso (Ciutti) que llenaron nuestro teatro del Siglo de Oro.

Y rondándolo todo, dos temas románticos por excelencia: la lucha entre el individuo y las leyes sociales, entre el hombre, su decisión y el destino (Dios)
.
Toda una lección de nuestros primeros romanticismo, el más exaltado en su primera parte y el más conservador y religioso en la segunda.


La famosa escena de la Taberna del Laurel en la que podemos ver al Tenorio Joven, arrojado y temerario.

La puedes leer aquí

Si lo quieres ver en directo, este fin de semana es el más oportuno, pues desde principios del XX se creó la tradición de representar el Tenorio el día de Todos los Santos. Alcalá de Henares ha seguido esta tradición desde ya hace 25 años.
Incluso durante rodo el mes de noviembre ofrece un recorrido turístico por las calles más emblemáticas en donde se representan fragmentos de sus obras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario