sábado, 22 de septiembre de 2012

El libro del sábado. EL MAPA Y EL TERRITORIO. Michel Houellebecq


Posiblemente sea la novela más madura de este enfant terrible de las letras europeas. Menos brutal pero mejor construida que las primeras que le dieron fama (Paisaje tras la batalla o las Partículas elementales), el libro es una verdadera lupa sobre la clase media francesa (bastante extrapolable a toda la europea), sus vicios e imposturas que van apareciendo en pequeños pensamientos casi lanzados por azar sobre la escritura que funcionan como verdaderos martillos sobre la conciencia.
La novela, es además, un verdadero ejercicio de estilo posmoderno, con un último tercio verdaderamente sorprendente y brutal en donde (hasta aquí puedo leer…), el propio autor se convertirá en el verdadero protagonista de la ficción. Un giro de tuerca magnífico que nos romperá los esquemas narrativos.
Merece la pena también mencionar todas las referencias artísticas que tiene la obra, cuyo protagonista será un artista ¿conceptual? que comenzará haciendo nuevos paisajes utilizando la Guía Michelin para luego centrarse en los retratos con significado (uno de sus cuadros fallidos, el que intenta retratar a Koons e Hirts resume verdaderamente la deriva del arte en los últimos tiempos). Igual que el argumento, también en su parte final, el artista cambiará de rumbo para dedicarse a registrar el paso del tiempo y sus erosiones, una magnífica metáfora para cerrar una narración en donde el dolor, la muerte, el amor o un calentador averiado sirven como paisaje para el desencanto, un suave licor destilado por el exceso de civilización y pensamiento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario