sábado, 21 de diciembre de 2013

Baricco. Esta Historia


Esta Historia es la de Último, un personaje (uno más) fascinante de Baricco (al que ya en nuestros blogs hemos visto en Seda o en Mister Gywm).
Es también un experimento, con sus lados oscuros y luminosos.
La vida de Último se nos narra en varias secuencias, cada una con estilo y punto de vista totalmente diferente, como si fuera un libro de narraciones independientes que, ciertamente, no es, al menos en la trama.

El problema de esta técnica es el tono. Junto a momentos verdaderamente sublimes (la infancia de Ultimo me parece de lo mejor que ha escrito jamás Baricco, lo cual es mucho decir, la historia de Elizabetta y su idea de corromper el mundo o el propio final), hay otros que me han decepcionado un tanto (me resultó confuso y lento el dedicado a la Primera Guerra Mundial, aunque perfecto para comprender el desorden y la barbarie que significó la Gran Guerra, o la propia carrera, puro culto futurista a la velocidad).
Lo que sigue siendo fascinante en Baricco (y que le acerca a García Márquez) son sus personajes, sus ocupaciones absurdas pero tan bellas que atentan contra todo lo práctico y apuestan por los sueños. Es toda una declaración sobre el derecho a la inutilidad del gesto que se carga así de poesía, de metafísica, de verdadera vida, creando una geometría oculta en donde destino y sueños juegan un juego eterno





No hay comentarios:

Publicar un comentario