miércoles, 4 de junio de 2014

LA SEGUNDA REPÚBLICA Y LOS NACIONALISMOS

Como ya vimos en la Constitución de 1931, los nacionalismos (especialmente catalán) fueron uno de los temas más espinosos de todo el periodo.
En dicha Constitución ya se establecia un Estado Integral donde se respeta el derecho de las provincias y municipios a constituirse en autonomías, aunque desde el primer momento el tema se convirtió (junto a la cuestión religiosa)  en uno de los que más enfrentó a derecha e izquierda
El problema se inicia desde el primer día de la II República por el anuncio de Maçiá de la proclamación del Estado catalán, que obliga a viajar a Barcelona a Alcalá Zamora, formándose el gobierno provisional de la Generalitat.



El bienio progresista
Basándose en el camino abierto por la Constitución se aprueba el estatuto de Cataluña en 1932 , quedando el gobierno de la Generalitat en manos de Esquerra. (El origen y desarrollo del nacionalismo catalán en el siglo XIX y principios del XX ya ha sido estudiado aquí)

Tomado de wikipedia

El caso vasco resulta muy distinto, pues el PNV, verdadero articulador de su nacionalismo, se mostraba muy reacio al anticlericalismo central e incluyó la claúsula para poder tener relaciones diplomáticas directas con el Vaticano. Tras su anulación se acendraron las discrepancias entre vascos y navarros-alaveses (mucho más cercanos al mundo carlista) que terminaron por no conseguir la aceptación previa en el referéndum del 32, y sólo en el 36 se conseguirá. 
Los proyectos gallegos y andaluces (con un menor desarrollo del sentimiento nacionalista) tendrán un desarrollo más lento, por lo que no se llegarán a conseguir antes de la Guerra


El bienio conservador

Las tensiones sociales cristalizan en la revolución de octubre de 1934.

Aprovechando la entrada de ministros de la CEDA y dentro de un clima internacional del ascenso del fascismo, el PSOE prepara una insurrección uniéndose a los comunistas en la Alianza Obrera. Ante la lentitud de los traspasos de competencias a Cataluña y la decisión negativa del Tribunal de Garantía sobre el tema de los rabassaires, Luis Companys se incorpora a la coalición, mientras que la CNT sólo lo hace en Asturias, rompiendo así el frente de izquierdas.

Tomado de todocoleccion.net/

La madrugada del 4 a 5 de octubre se produce una huelga general que es apoyada en las ciudades, Andalucía y a región asturiana; Lluys Companys declara la República Federal Catalana.
La situación es rápidamente controlada por el ejército y Companys y su gobierno terminan en la cárcel

Tomado de naciodigital.cat

Posteriormente se congelan los intentos de autonomía de gallegos, valencianos, andaluces y vascos, eliminando temporalmente las competencias a la Generalitat catalana

,
,

No hay comentarios:

Publicar un comentario